El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias
I

I Diarios
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

IRAK  

Saturday, 29 de January de 2005

 

Coche bomba contra una oficina electoral en Bagdad, el viernes 28 de enero (AFP)

Parodia electoral en medio de la muerte y el miedo en Irak

Las grandes cadenas informativas se suman a la estrategia de Bush

 

(IAR-Noticias)  29-En-05  

Mientras la resistencia iraquí ha causado, en sólo 48 horas, la muerte de más de 40 marines norteamericanos, y todos los observadores y corresponsales instalados en Bagdad presagian un "baño de sangre" para el día de los comicios, la Casa Blanca ha resuelto -tal como lo aconsejan los mentalistas- "convertir lo negativo en positivo".

Cartel de la campaña electoral oficial con el eslogan: "levante una mano para la reconstrucción, no un arma para la destrucción".

Los funcionarios de rango -entre ellos la nueva secretaria de Estado, Condoleezza Rice- comenzaron a concurrir  a todos los programas nacionales informativos televisivos y radiales para caracterizar el proceso electoral en Irak  con una consigna lanzada ayer por  Bush en una conferencia de prensa: "el simple hecho de que estén votando es ya un éxito".

Arrinconado por las críticas a su conducción de la ocupación militar, con legisladores y prominentes líderes políticos que ya hablan abiertamente del "síndrome Vietnam" (como el senador Kennedy), los consejeros de Bush han establecido como idea principal que, con esta elección, Irak avanza hacia la estabilidad, y que la sangrienta invasión estadounidense para promover la "democracia" en Irak y Medio Oriente está "dando fruto".

Karl Rove, el astuto "cerebro electoral" de Bush sacó de la manga otro de sus clásicos "planes" para tornar la carnicería de Irak en un evento auspicioso de la "democracia participativa".

El mensaje oficial de Washington -recreado constantemente por las principales cadenas televisivas- intenta instalar la idea de que, a pesar de la "violencia insurgente", y de que la organización y la participación dista de ser "perfecta, el gran "éxito" es que Irak celebró su primera elección después de la "dictadura de Saddam Hussein" derrotada por las fuerzas norteamericanas.

Este discurso, estúpido y carente de lógica para las personas con inteligencia y sentido común, está dirigido a los sectores fundamentalistas y conservadores y al "gran electorado de Bush" que lo proyectó a un segundo período en noviembre pasado.

Es el mismo discurso ensayado por Bush en la campaña, con la diferencia de que entonces un sector mayoritario de los grandes medios lo cuestionaban y hoy se suman a la estrategia oficial sin ninguna crítica, apoyando la farsa electoral montada por la Casa Blanca en el país ocupado.

Los medios y cadenas norteamericanos -principalmente las televisivas- se preestan a esta estrategia oficial poniendo el acento en el evento eleccionario, relegando a un segundo plano la información sobre la ofensiva mortal y ascendente de la resistencia iraquí, cuyo accionar amenaza con teñir de sangre el día de los comicios.

Mientras sus corresponsales deberán cubrir la votación custodiados por el ejército invasor, los grandes medios se centran en la votación y en el marketing de campaña de los candidatos , y no en el escenario de violencia, muerte, e incertidumbre que rodea al acto eleccionario, al que la mayoría de las organizaciones jurídicas consideran vaciado de toda legitimidad.

Más allá del panorama de virtual "guerra civil" que describen sus enviados y sus propios titulares, los grandes consorcios mediáticos, incluso los identificados como "opositores a Bush", están cubriendo las elecciones en Irak como si fuese un acto eleccionario en un país sin ocupación militar.

La mayoría destina coberturas "especiales" de los candidatos con sus "propuestas", en tanto que presentadores de los noticieros nacionales, que han viajado al país ocupado, realizan reportajes "exclusivos" cada día, con secciones especiales y micros de reportes comunes a cualquier acto eleccionario en un país occidental sin ocupación militar.

Esta visión "optimista" de las grandes cadenas "informativas" -coincidente con la estrategia de Bush- contrasta brutalmente con los reportes enviados por los periodistas y corresponsales destacados en terreno, que el domingo deberán cubrir los comicios fuertemente custodiados por policías y militares de las fuerzas de ocupación.

Escribe el enviado especial del diario argentino Clarín en Bagdad: "Cuando se sale, hay que dar un rodeo para estar seguro de que nadie te sigue. Ir sólo a lugares que se conocen bien y donde hay alguien que te esté esperando. Tener el chaleco antibalas y el casco a mano pero oculto de alguna mirada indiscreta. Siempre moverse con un chofer y un traductor de absoluta confianza. Esconder las credenciales. No hablar ni una palabra en otro idioma que no sea árabe".

"Sin estas mínimas medidas de seguridad, los periodistas no podemos movernos. Bagdad es hoy el lugar más peligroso de la tierra para trabajar, tanto, que se creó una nueva modalidad de ejercer la profesión: acá se hace "Periodismo de Hotel", señala el corresponsal de Clarín.

La cadena británica BBC señala que la inseguridad reinante aumenta la dependencia de los periodistas en los informes que brindan los militares estadounidenses y británicos.

Un reportero de la BBC, Paul Wood, señaló que "el año pasado yo podía atravesar Bagdad, hablar con la gente. Esta vez eso es impensable...He estado en Chechenia, Kosovo, Argelia y esta es la más peligrosa situación de todas".

Las limitaciones existentes han llevado al veterano periodista británico Robert Fisk, corresponsal del diario The Independent en Bagdad, a describir la cobertura de la situación en Irak como "periodismo de hotel".

Nada de esta información trasciende por las grandes cadenas televisivas , y como dice el corresponsal del diario La Jornada de México  en Washington, "la elección en Irak es también un evento político dentro de Estados Unidos, ya que será promovida como la gran prueba de que la estrategia del gobierno de George W. Bush para "ampliar la libertad" en el mundo está funcionando".

El corresponsal de La Jornada, David Brooks, cuenta que la CBS News transmitió hace unos días un spot publicitario del gobierno interino para promover el voto en Irak, mostrando cómo un hombre de mayor edad supera el temor y sale a la casilla para participar en el futuro de su país.

Pero, y como una burla al televidente, revela la CBS que la producción del video fue realizada en Líbano, ya que los encargados de producirlo consideraron que era demasiado peligroso hacerlo en Irak.

Por otro lado, en las coberturas de las grandes cadenas, no se menciona que el gobierno interino de Irak ha mantenido un estado de emergencia desde el 11 de noviembre pasado, y por lo menos durante 60 de esos días, ha ordenado a los medios "reservar espacio" para la línea oficial del gobierno, reportó el Columbia Journalism Review.

No obstante, y más allá de quedar patentizada una vez más la complicidad de las grandes cadenas informativas con la estrategia de Washington, la mayoría de los expertos y observadores coinciden en que tras los comicios -sea cual fuere el resultado- en Irak nada cambiará después del domingo 30 de enero.

A juicio del analista de la agencia cubana Prensa Latina, Luis Beaton, "pocos se atreven a predecir algo alentador para ese país desgastado por años de agresión y ahora por la ocupación de tropas extranjeras. A menos de 48 horas de los comicios, la situación se torna más incierta".

"El clima de inestabilidad que antecede a las elecciones parlamentarias y regionales del 30 de enero muestra que el país árabe vive una guerra civil no declarada. De consumarse los comicios, condimentados con esperadas acciones de violencia, nada cambiará", señala el periodista de Prensa Latina.

"Los expertos se muestran cautelosos al predecir una solución aunque temen que un baño de sangre afecte a los iraquíes al igual que a los ocupantes", añade.

Un panorama de Irak situado en las antípodas del jolgorio de "fiesta democrática esperanzadora" (en medio de las balas y de las bombas) que las grandes cadenas informativas norteamericanas, cómplices de la estrategia oficial, intentan mostrar en sus pantallas.

 

 VOLVER A HOME

comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

contactos@iarnoticias.com