El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

MEDIO ORIENTE  

Informe Mehlis

La ONU, servil instrumento de la campaña preparatoria para invadir Siria

La segunda parte del "Informe Mehlis", que este lunes será presentado en la ONU, reactualiza los marcos de la campaña "antisiria" mediante la cual EEUU e Israel intentan justificar una operación militar contra ese país.

(IAR-Noticias) 12-Dic-05  

Informe especial

Según consignan agencias internacionales el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, recibió un nuevo "informe Mehlis" sobre el asesinato del ex primer ministro libanés, Rafik Hariri.

De acuerdo a los funcionarios intervinientes, se espera que este segundo informe ofrezca "detalles" sobre el supuesto rol que jugaron Siria y sus servicios de inteligencia en la muerte de Hariri a principios de este año.

En noviembre pasado , Detlev Mehlis, un investigador alemán nombrado por la ONU para investigar el asesinato de Rafiq Hariri, publicó un polémico informe que lanzaba acusaciones sin pruebas contra los servicios secreto sirios basadas en las "confesiones" de un supuesto desertor sirio.

El documento intenta dar sustento a las acusaciones sobre la participación de Siria en el asesinato provenientes de los más altos funcionarios de Washington y Tel Aviv, incluidos los presidentes George W. Bush y Ariel Sharon quienes señalan a ese país como el responsable del atentado explosivo que terminó con la vida de Hariri y 7 de sus custodios.

En este sentido, el informe recrea las falsas acusaciones de desertores iraquíes acerca de las armas de destrucción masiva de Irak y los vínculos entre Irak y Al Qaeda, que fueron utilizados por la Administración Bush para argumentar la invasión militar a Irak.

El informe Mehlis no sólo culpa a Siria del asesinato del ex premier libanés sino que también acusa a algunas organizaciones de la resistencia palestina, tales como el Frente Popular para la Liberación de Palestina-Mando General (FPLP-CG), que tiene una importante presencia en el Líbano.

Inmediatamente después del atentado, y a pesar del que el sector de Hariri estaba manteniendo una postura "dialoguista" con Damasco, el eje Washington Tel Aviv acusó a Siria de estar detrás de la operación de asesinato de Hariri y comenzó a presionar en la ONU para que ese país retire sus tropas de Líbano.

Fuentes del gobierno sirio, por su parte, señalaron que las imputaciones de EEUU e Israel en su contra  formaban parte de  una operación mediática internacional cuidadosamente preparada por la CIA y el Mossad, cuya trama empezó a desarrollarse tras el asesinato con las denuncias de las planas mayores de Washington y Tel Aviv.

Portavoces de Damasco señalaron que la maniobra tenía que ver con la preparación de un "clima anti-Siria" que habían lanzado la Casa Blanca y el Pentágono como marco justificatorio para las operaciones militares que tienen previstas contra Siria y las organizaciones que operan contra Israel desde territorio libanés.

En los papeles las intenciones estaban claras: Washington y Tel Aviv intentban poner fin a la influencia siria en el Líbano, respaldar a algunos partidos y políticos cristianos que fueron apoyados por Israel en los años setenta y ochenta y desarmar a las organizaciones palestinas en el Líbano y a la milicia de Hezbollah.

Este domingo, el jefe investigador de la ONU, Detlev Mehlis, dijo que el reporte confirmará las conclusiones del documento interino que implicó a altos oficiales sirios y libaneses en el asesinato.

Agregó que también incluye evidencia más específica sobre el papel que jugó Siria en la explosión de febrero que mató a Hariri.

El gobierno sirio niega las acusaciones, y el presidente Bashar al-Assad reiteró este domingo su promesa de que "castigará" a cualquier sirio que haya participado en la planificación del complot.

Tras el asesinato de Hariri, medios árabes, entre ellos la cadena Al Jazeera, habían señalado que el explosivo utilizado para el atentado no formaba parte del arsenal de ninguna organización islámica de la región, y su alto potencial (mató a Hariri y a sus escolta completa, además de otras personas) quedó demostrado en el cráter de casi 10 metros de diámetro que dejó.

La prensa árabe reveló peritajes de los servicios secretos libaneses señalando que el material explosivo utilizado en el atentado sólo se encuentra en poder de la CIA, el Mossad israelí y el M-16 británico, y proviene de la central nuclear de Dimona en Israel.

El eje Israel-EEUU  teme a las fuerzas islámicas en la región, que han incrementado notablemente su influencia en Irak tras la caída de Saddam Hussein. El general israelí Uzi Dayan, que visitó recientemente EEUU, explicó que Israel  quiere debilitar y aislar al régimen de Asad.

El diputado del Likud Yuval Steinetz, jefe del Comité de Defensa y Asuntos Exteriores, declaró recientemente: “Existe un claro interés israelí en poner fin a la dinastía Asad y reemplazar a Bashar al Asad.”

Israel y EEUU han explotado el informe Mehlis para rechazar los llamamientos sirios en favor de la reanudación de las negociaciones de paz sobre los Altos del Golán, un territorio sirio que Israel ocupó en 1967 y que Damasco ha estado reclamando desde entonces.

hay que recordar que, a diferencia de lo que sucede con Israel con respecto a Palestina, los sirios no invadieron el Líbano, sino que fueron llamados a este país por las propias autoridades libanesas que querían utilizar a las tropas sirias para defenderse de los ataques de Israel y preservar la paz.

Tras el asesinato de Hariri,  Unión Europea y algunos países de la Liga Arabe (aliados de EEUU) se sumaron a la presión pidiendo el retiro de las tropas sirias de Líbano, y posteriormente esa decisión fue plasmada en una resolución de la ONU que exigía a Damasco su retiro militar de ese país.

Las grandes cadenas internacionales, habituales usinas mediáticas de la CIA, realizaron por su parte una desembozada campaña "anti-Siria" recreando en sus contenidos y titulares el modelo paradigmático de acusaciones a Siria realizadas por los funcionarios de Washington y Tel Aviv.

La segunda parte del "Informe Mehlis", que este lunes será presentado en la ONU, recatualiza los amrcos de la campaña "antisiria" mediante la cual EEUU e Israel intenta justificar una operación militar contra ese país.

Informes relacionados:
Una operación preparatoria del ataque militar de EEUU a Siria
¿Sabía de antemano Israel de los ataques terroristas de Ammán?
Asesinato de Hariri: ya no hay necesidad de pruebas contra Siria

 

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com