El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

NORTEAMERICA  

 

Informar contra viento y marea

 
 

(IAR-Noticias) 19-Sept 05

El "Times-Picayune", de Nueva Orleans siguió saliendo pese a Katrina.

Por Lisa Guernsey. (c) The New York Times y Clarín, 2005

Jim Amoss, jefe de redacción de The Times-Picayune, enfrentó una horrible decisión: ¿publicar o dejar de publicar el diario? El huracán y el agua sumergieron todo en el horror y también al edificio de su diario.

Cuando Katrina se abalanzó sobre la ciudad, alrededor de 240 empleados de su diario, y algunos familiares incluido un bebé de seis meses, habían pasado la noche en los pasillos del edificio al 3800 de la Howard Avenue de Nueva Orleans, casi dos kilómetros al noroeste del Superdome.

Parecían haber sobrevivido: el edificio todavía seguía en pie, aunque todo un panel de vidrio de una ventana había volado de su lugar atravesando la oficina del gerente general.

Afuera, no obstante, el estacionamiento estaba inundado y el agua iba trepando los escalones de la entrada. Y había informes de una evasión de la cárcel no lejos de allí. Al ver que el agua subía otro escalón, tomó una decisión: "Teníamos que irnos mientras fuera posible."

Lo que siguió fue la odisea de los empleados del Times-Picayune buscando un nuevo hogar fuera de Nueva Orleans a la vez que se las ingeniaban para publicar su diario, primero online y finalmente impreso.

Decidieron seguir saliendo utilizando redacciones de otros medios de Louisiana a las que se mudó, repartida, la redacción del "Times-Picayune". El diario, que normalmente tiene una tirada de 270.000 ejemplares, tuvo que informar la noticia más grande de su historia sin electricidad, sin acceso telefónico y sin un lugar específico para trabajar.

Los periodistas y los empleados tenían que hacer frente a la pérdida de sus casas y a los problemas de alojamiento de sus familias. Todos tuvieron que luchar con sus miedos más profundos: durante cinco días, la esposa y el hijo de un técnico de fotografía estuvieron desaparecidos (los encontraron el sábado en un refugio de Houma, Louisiana, adonde habían sido transportados en helicóptero desde su barrio.)

"Vacilamos entre la desesperación total ante lo que les pasó a nuestra ciudad y a nuestras vidas y la felicidad por lo que estamos haciendo y cómo están respondiendo los lectores", dijo Amoss.

Pero el diario salió, sin embargo. Primero, mantuvo su presencia de manera virtual en su sitio Web, con gran despliegue gráfico. Las fotos tomadas desde el aire mostraban la ciudad sumergida.

Jon Donley, editor de Nola. com (el nombre del site del diario), trabajó dos días sin oír noticias de su hija hasta que se enteró de que estaba a salvo. "Trabajaba escribiendo todo eso en Internet, sin saber si su hija estaba viva o no", dijo O'Byrne.

Finalmente The Times-Picayune consiguió reanudar su edición impresa. Imprimió 50.000 ejemplares. Y los distribuyó como pudo, con lanchas y camiones.

El diario fue entregado a granel en los refugios, donde se regalaba.

Traducción: Cristina Sardoy.



 

 

 

 

 

 

 VOLVER A HOME

comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com