El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

AUTORES

 

LATINOAMERICA  

 

La "mamada" del capitalismo andino y amazónico

 
 

(IAR-Noticias)  12-Dic-05 /  Econoticiasbolivia.com

"El economista y activista social Franklin Calani desnuda el timo ideológico del MAS de Evo Morales, y de su segundo en la fórmula, Álvaro García Linera, mentor ideológico e inventor de la (como se verá) absurda e inaplicable teoría del "Capitalismo Andino y Amazónico".

Por Franklin Calani

Al candidato presidencial y jefe del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales le cayó del cielo un verdadero regalo. Un salvavidas ideológico. Una "repensada teoría" denominada Capitalismo Andino y Amazónico, que le servirá para justificar lo injustificable, su sometimiento incondicional a la inversión extranjera, por lo tanto al Imperialismo.

El mentor, el transformista ideológico y candidato a vicepresidente Álvaro García Linera, dispuesto a mudar de ideas, cuantas veces sea necesario. Todo, para lograr el consentimiento y la venia de la Embajada de los Estados Unidos a su candidatura.

Inviabilidad

El "capitalismo andino y amazónico" es inconcebible por la presencia del Imperialismo.

Para este tránsfuga (García Linera), de la noche a la mañana, y por arte de magia, desapareció la influencia decisiva del Imperialismo y las transnacionales sobre Bolivia.

Negando todos sus escritos anteriores, donde situaba al capitalismo monopolista como el principal enemigo de aymaras y quechuas, termina "olvidando" incorporar este determinante factor externo en su nuevo cuerpo "teórico".

No existe, ni puede existir el Capitalismo Andino y Amazónico boliviano, como una realidad separada, independiente o autónoma, al sistema capitalista mundial. La economía mundial es una sola, donde los países capitalistas desarrollados (imperialistas) palian sus severas crisis económicas a costa de la mayor explotación y saqueo de los países de capitalismo atrasado (colonias y semicolonias).

En esta era imperialista del capitalismo, los capitales exportados (inversiones extranjeras) han tomado el control no solo del mercado mundial, sino de los mismos aparatos productivos coloniales, asegurándose para ellas las principales y estratégicas fuentes de riquezas naturales del mundo entero, como también las fuentes de la baratísima fuerza de trabajo de los países pobres.

Negar el funcionamiento de las leyes del capitalismo monopolista sobre nuestra pequeña economía atrasada y sometida es igual a querer tapar el sol con un dedo.

Siguiendo su lógico razonamiento "matemático" de que si Bolivia no es parte de la economía mundial, fácilmente llegamos a su peregrina conclusión: será pues porque Bolivia "no es capitalista". Nada más aberrante que esto.

Bolivia es país capitalista pero atrasado, donde convive un alto desarrollo tecnológico capitalista en los sectores extractivos y de servicios, con un enorme atraso precapitalista en el agro (surcofundio) y en las ciudades (talleres artesanales, gremiales).

Esta realidad combinada de la economía boliviana se debe a que en el siglo XIX fue interrumpido un desarrollo interno y gradual al capitalismo. Un naciente y débil proceso de "acumulación primitiva del capital" boliviano (etapa indispensable en el surgimiento de los grandes países capitalistas desarrollados) fue frustrado por la arrasadora irrupción del capital financiero internacional asentado en la minería del Estaño.

Nuestro encuentro con el capitalismo mundial fue abrupto. A los grandes trusts sólo les interesaba llevar el desarrollo capitalista a los sectores geográficos de explotación de minerales e hidrocarburos, dejando en el atraso más espantoso a las ciudades y al campo.

Las deformaciones congénitas de la economía boliviana se han dado por voluntad del capital financiero de esa época. Y nuestra permanencia en esta particular formación económica y social, es ahora voluntad del actual imperialismo "globalizador". Bolivia nació al capitalismo y es capitalista atrasado por voluntad de los gringos. Como también, nuestra actual situación de colonia, es voluntad de ellos.

Marcha en BoliviaPara García Linera, la vía del "capitalismo andino" como "un paso intermedio para imaginar el socialismo" supone una forma de desarrollo para vencer el atraso capitalista. Reproduciendo un viejo esquema estalinista de "revolución por etapas", abre la posibilidad de un desarrollo capitalista hasta crear las condiciones para el socialismo.

"Es posible crear un tipo de modernidad económica vinculada a los mercados globales, al desarrollo tecnológico contemporáneo, a sectores empresariales", dice.

Es decir, su posible modelo de desarrollo capitalista boliviano estaría de la mano con las transnacionales, en coexistencia pacífica con el Imperialismo. Capitalismo Andino e Inversión Extranjera, ésta es su famosa fórmula de solución. Para el "iluminado" teórico, el capital monopolista se habría convertido en benévolo, y que ahora buscaría el desarrollo integral de nuestra economía.

Nada más absurdo que esto. El Imperialismo busca depredarnos hasta quedar en los huesos, ésta es la razón de su existencia. No es posible el desarrollo de Bolivia en la etapa imperialista del capitalismo.

Primero, por la presencia de las transnacionales (gran propiedad privada burguesa) que es determinante para truncar nuestro futuro  y segundo, no es posible, por la ausencia de una burguesía nacional, que enfrente al Imperio y logre un desarrollo soberano.

A este punto llega su incongruencia teórica. Queda demostrado una vez más que la articulación de ideas y argumentos de García Linera estuvo inspirada en un sueño, donde se veía ya, asumiendo la vicepresidencia de la república.
 

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com