El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

 

LATINOAMERICA  

 

Operación contra Evo Morales
La denuncia de un "golpe de izquierda" recalienta la  "guerra sucia" en Bolivia

 
 

(IAR-Noticias)  01-Dic-05                                        Agencias

El clima político se recalienta y se enrarece en Bolivia, a 20 días de las elecciones presidenciales y con una campaña electoral que se ha convertido en una guerra sucia entre los protagonistas de la contienda.

El miércoles, un lider líder de la izquierda de la fuerza de Evo Morales amenazó con un golpe cívico militar si el candidato de la derecha, Jorge Quiroga, sale triunfador en los comicios.

Simultáneamente, el jefe del Ejército boliviano, general Marcelo Antezana, desató una oleada de críticas al denunciar supuestas "autoeliminaciones" durante la sangrienta revuelta de octubre de 2003, que terminó la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

En su afán por respaldar el ascenso a la Jefatura de Estado de Morales, el senador suplente del Movimiento Al Socialismo (MAS) Román Loayza denunció la supuesta existencia de un plan golpista para asegurar un futuro Gobierno de Morales en caso de que hubiera fraude o maniobras para impedir su acceso a la presidencia.

 Román Loayza señaló que el candidato de su partido, Evo Morales, debe llegar a la presidencia "por las buenas o por las malas", advirtiendo que "una movilización viene contra los neoliberales, contra los partidos tradicionales. Ya no pacífica sino a enfrentar".

Loayza afirmó en una rueda de prensa que el MAS ha conversado con militares y policías "para entrar a Palacio" de Gobierno en caso de que el líder socialista no gane los próximos comicios.

El senador señaló que si el principal rival político de Morales, el conservador Jorge Quiroga, "es presidente, entonces las organizaciones controladas por el líder indígena no van a permitir ni siquiera seis meses" de mandato y desatarán movilizaciones "no pacíficas".

"Por eso, Evo Morales va a ser presidente de a buenas o de a malas y lo digo con toda sinceridad", señaló al revelar que su grupo ha mantenido "conversaciones con algunos militares y policías", que no identificó, para lograr este cometido "posiblemente sin echar (derramar) sangre".

Loayza recordó que las organizaciones sociales "expulsaron" a Sánchez de Lozada en octubre de 2003 y "luego de 19 meses" a Carlos Mesa. Y agregó que el MAS está listo para ingresar incluso por la fuerza al poder.

En tanto, el general Antezana, quien compareció ante la Fiscalía general en el marco de la causa por el llamado "octubre negro" que dejó más de 60 muertos, generó indignación. "Hablan de los muertos civiles mártires de la democracia y no de los muertos militares (...). Nosotros también hemos tenido muertos y gran parte de los muertos del otro lado, del oponente, estamos convencidos de que han sido autoeliminaciones", disparó.

Horas después de estas declaraciones, Morales aclaró a EFE que Loayza "no es ningún portavoz oficial" de su grupo y opinó que sus afirmaciones están totalmente "desubicadas".

El MAS "quiere profundizar la democracia participativa y de consenso", indicó al recordar que "los que estamos acá somos los que luchamos contra la dictadura".

La reacción del Candidato del MAS se produjo después de que Quiroga manifestara su repudio a las amenazas de Loayza y pidiera al presidente boliviano, Eduardo Rodríguez, y al Congreso que se investiguen los supuestos intentos golpistas.

La semana pasada, Morales tuvo también que salir al paso de la polémica surgida por las sorprendentes declaraciones del jefe de la misión diplomática de Venezuela en La Paz, Azael Valero, que se pronunció a favor de su candidatura y vertió duras críticas contra Quiroga, de tendencia ultraderechista.

Valero, que es encargado de negocios de la Embajada venezolana pero ejerce de titular de la legación, acusó a Quiroga de ser "un hombre que obedece y defiende los intereses del imperio", en alusión a Estados Unidos, donde estudió y ha trabajado durante años.

Además, lo calificó de "mensajero de las trasnacionales" y de pretender promocionarse mediante la crítica al presidente venezolano, Hugo Chávez, por una serie de cartas en las que acusó al mandatario caribeño de "afectar a los intereses" de Bolivia.

La actitud del diplomático venezolano causó un gran escándalo  en el país andino y llevó a la Cancillería de La Paz a exigir explicaciones a Valero por sus declaraciones a las que definió como una "injerencia" en asuntos internos.

Morales salió nuevamente suavizar el enfrentamiento rechazando la intromisión venezolana, que el propio Gobierno de Caracas consideró "una imprudencia", antes de llamar a consultas al diplomático.

La guerra sucia

Según la agencia Bolpress, el partido de Quiroga, identificado como la representación más fiel de la derecha boliviana, ha tratado por todos los medios de mostrar a su oponente de izquierda como una opción inviable y hasta peligrosa para el país.

Son célebres ya sus spots propagandísticos en los que aparecen microempresarios (algunos impostores) advirtiendo de la debacle nacional, con música fúnebre de fondo, si es que Morales llega a ser presidente.

"No podemos darlos el lujo de perder nuestros mercados, miles de bolivianos perderían su trabajo si Evo llegara a ser presidente, esto porque se cortarían las relaciones con todos los gobiernos que nos compran", repite Quiroga insistentemente.

Además, ahora también acusa al MAS de estar preparando un impuestazo al salario y la eliminación del régimen simplificado, lo que obligaría a miles de vendedores ambulantes a pagar impuestos.

En el último spot de Podemos aparece una mujer indígena de pollera que se queja por haber sido abandonada por su esposo. "Evo Morales abandonó a sus hijos (…) Si Evo no es responsable con su propia familia, como podrá ser responsable con nosotros", cuestiona la mujer en la propaganda que se difunde masivamente en todas las redes de televisión.

Todas las encuestas de los medios ubican a Morales en primer lugar, con más de 32% de la preferencia de voto, en tanto que Quiroga no puede remontar desde el segundo puesto con aproximadamente 27 por ciento.

Según la agencia Bolpress, esa es una de las razones que obligan a la los estrategas de Podemos a recurrir a cualquier medio para "bajar al indio de la punta".

Lo cierto es que en la campaña electoral se ofrecen dos modelos distintos de país, uno antineoliberal propuesto por el líder indígena y el otro enarbolado por el ex presidente Quiroga que básicamente consiste en mantener el esquema del más puro y duro libre mercado que rige en el país desde hace 20 años.

Lo que preocupa a los "tutistas" es que en un país descontento con los resultados del libre mercado imperante desde 1985, que se evidencia con movilizaciones sociales continuas desde que comenzó el nuevo siglo, el corazón de su discurso programático está prácticamente anulado.

Tuto Quiroga ha tenido que recurrir a la prebenda institucionalizada para llamar la atención del electorado –ofrece más de 10 "bonos" en su programa, para madres, mejores estudiantes y niñas en edad escolar, entre otros grupos sociales–, incapaz de articular una oferta electoral integral que sea creíble.

Si bien el MAS tampoco ofrece cambios estructurales, su discurso es más coherente fundamentalmente porque su propuesta no está atada a los mandamientos del Consenso de Washington, señala la agencia boliviana Bolpress.

 

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com