El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Buscar en
IAR-Noticias y en
 la Web

Google

 

 

 
 
 
 

Latinoamérica

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

Sección especial

 

INTERNACIONAL  

 

Resumen Internacional

 

(IAR-Noticias)  02-Diciembre-07

Confirmación del gobierno /
El ejercito turco ya recibió la autorización para atacar a la guerrilla kurda en el norte de Irak

Sábado 01 de Diciembre,
IAR Noticias
/
Informe especial

En un escenario internacional que sigue dominado por  la volatilidad de los mercados y por la escalada de los precios del petróleo, y con sombríos pronósticos de recesión mundial, el presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, confirmó en Ankara que el gobierno autorizó al ejército a realizar operaciones transfronterizas contra el  "terrorismo" kurdo en el Kurdistán iraquí, una región estratégica que alberga las mayores reservas petroleras de Irak. La noticia se relaciona con lo dicho por Erdogan, a principios de noviembre, cuando afirmó que EEUU no vetaría operaciones turcas en el norte de Irak.

Recep Tayyip Erdogan y George W. Bush se reunieron el lunes 5 de noviembre  en Washington para tomar una resolución en conjunto sobre el conflicto en el Kurdistán iraquí,  mientras los generales turcos esperaban la luz verde para lanzar una operación en gran escala contra los refugios de los "terroristas" kurdos.

Según la prensa turca, durante la reunión en Washington, le habría dado una "luz verde" encubierta a Erdogan para ordenar el ataque.

Luego de la cumbre, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró a la prensa que Bush le había asegurado que Washington no vetaría "operaciones limitadas" del ejército turco en el norte de Irak y que aumentaría la información de Inteligencia que comparte con Turquía para poner fin a la presencia del PKK en la zona.

El viernes, el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, anunció que las fuerzas turcas recibieron su autorización para realizar  operaciones transfronterizas en el Kurdistán iraquí, aunque no mencionó la modalidad de las mismas.

El primer ministro precisó a la prensa turca que el permiso "rige desde el pasado miércoles" 28 de noviembre.

La prensa turca coincidió en Ankara en  que el ejército turco, con una concentración de tropas estimada en 100.00 efectivos en la frontera, no efectuará  una operación militar masiva contra los búnkeres "terroristas" del PKK, sino acciones limitadas a objetivos concretos, en las que no se descartan bombardeos aéreos.

El Parlamento de Turquía ya había autorizado al Gobierno ordenar operativos contra el PKK en el norte del país vecino el pasado 17 de octubre, una decisión que motivó una rápida reacción en Washington temeroso de que un ataque en gran escala de Turquía desestabilizara toda la región afectando la ocupación de Irak.

El anuncio de Erdogan se realizó en respuesta a la pregunta de un periodista sobre si los planes para una ofensiva transfronteriza continuaban a pesar de la reciente entrega de dos miembros del PKK por parte de Alemania y al intercambio de información ofrecido por Estados Unidos.

El primer ministro dijo que el intercambio de información con EEUU fue mencionado por el presidente George W. Bush durante su entrevista a principios de mes en Washington y precisó que la cooperación está siendo "fructífera".

Según la prensa turca, el incremento de la cooperación con Turquía por parte de los Gobiernos de Bagdad y Washington en la lucha contra el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) comienza a ser visible ya en el Kurdistán iraquí.

Los sectores militares y ultranacionalistas, así como la opinión pública turca siguen presionando a favor de una operación militar en gran escala para acabar con las infiltraciones de militantes del PKK desde el país vecino, como la sucedida el 21 de octubre pasado que acabó con la vida de 12 soldados turcos e hirió a otros 16.

El gobierno del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, estableció una suerte de zona de exclusión civil de entre cinco y diez kilómetros de extensión junto a la frontera común de Irak con Turquía, concretamente en la región más próxima al macizo montañoso de Kandil, aseguró el diario Sabah la semana pasada.

Así, nadie podrá entrar en dicha zona, lo que supone en la práctica que los insurgentes kurdos ya no podrán aprovisionarse con nuevas armas y víveres, señaló el diario. Asimismo, la vigilancia se ha reforzado en los puntos de control fronterizo.

Fuentes militares citadas por la prensa local señalan que el ejército turco mantiene desplegados en estos momentos a cerca de 100.000 soldados en el este de la península de Anatolia y en la frontera común para poner fin a la presencia del PKK en la zona.

Erdogan, luego de su reunión con Bush,  dijo en Washington que la  "paciencia" de Turquía se estaba agotando,  y ya preparaba acciones militares más agresivas si EEUU e Irak no detienen a los militantes del grupo.

Luego de la reunión en Washington, el presidente de Turquía, Abdulá Gül, aseguró  que Ankara ya tenía "decidido" atacar al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak antes de la entrevista que mantuvieron el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan y el presidente estadounidense, George W. Bush.

La prensa turca seguía diciendo este viernes que es imposible que el gobierno de Ankara se vuelva atrás con la operación militar a gran escala que hizo aprobar por el Parlamento turco, el mes pasado, ya que los sectores militares y nacionalistas solo le dieron una "tregua" a Erdogan hasta la cumbre con Bush.

La autorización para el inicio de operaciones militares en el norte de Irak, es la señal más evidente de que el gobierno de Erdogan ha cedido en parte a las presiones de los sectores militares y ultranacionalistas cuyo objetivo, además de terminar con la guerrilla del PKK, es avanzar contra el gobierno autónomo del Kurdistán, una región explosiva donde se encuentran las principales reservas del petróleo iraquí.

Lo que hace que cualquier conflicto militar en la región pueda impactar en los precios del petróleo, que han terminado la semana amenazando con perforar la barrera de los US$100 el barril.

                                             *******

El Titán de Sudamérica quiere acción /
Chávez, como Mambrú, ya sueña con una guerra con Colombia: Washington de parabienes

Viernes 30 de Noviembre,
IAR Noticias
/
Informe especial

Chávez no deja ningún espacio mediático sin explotar: En los últimos días, y como si estuviera frente a una "simultánea" de ajedrez, pasó de una guerra (obviamente mediática) con el Rey de España, a una guerra diplomático-mediática con Uribe, que coronó finalmente con el anuncio de ruptura de relaciones con Colombia, y, sin descuidar ningún flanco propagandístico, denunció a la CNN de instigar "subliminalmente" su asesinato en la pantalla. Y Chávez, que ya lleva decenas de denuncias de "magnicidio" y sigue acumulando centimetraje y pantalla en las grandes cadenas  imperiales (que lo rebotan como un "producto exitoso"), esta vez parece inclinarse por el terreno resbaladizo y peligroso de pelearse con su vecino, Uribe, el "cachorro" favorito del Imperio que administra un país en guerra. Colombia, Venezuela, y Chávez plantado como un Titán en el medio: ¿Qué puede salir de ese cóctel? Algunos dicen  que puede salir una guerra. Un conflicto armado entre dos países con fronteras comunes, en el corazón estratégico de las reservas petroleras y de los grandes depósitos de biodiversidad, en el área estratégica del Amazonas y de los grandes espejos de agua dulce que Washington ya quiere tener bajo su control militar directo, no ya bajo un control "tercerizado" por gerencias de enclave como la de Uribe, y la de Chávez ( o la de Lula), sino bajo juridisción de bases militares estadounidenses. El Imperio (lo dicen los partes de inteligencia del Comando Sur) intenta reordenar su dominio geopolítico regional con una presencia militar más activa fundamentada a partir de la "guerra contra el terrorismo" o de la neutralización de conflictos "desestabilizadores". Colombia es un satélite militar de EEUU, y Venezuela es lo mismo, pero en forma disimulada. Una guerra entre ambas, le daría la excusa perfecta  a Washington para una intervención militar  en su "patio trasero" de dominio. Chávez, como Mambrú (tal vez creyendo que sigue en las pantallas), anda jugando a una guerra que se le puede tornar en serio. La condición dual del presidente venezolano (principal "enemigo" y principal "socio comercial" de EEUU, simultáneamente) no lo deja pensar con claridad. Y Chávez, obvio es decirlo, no es un experto en guerra militares (su única experiencia fue un golpe fracasado contra Carlos Andrés Pérez en 1992), sino en guerras mediáticas.  Así que algún general venezolano, de esos que tomaron (y toman)  lecciones en el Comando Sur (¿Tal vez Baduel?), en algún momento va  a tener que hacerle notar las diferencias existentes entre Colombia y las grandes "simultáneas" mediáticas. Con un detalle: No hay nada más que desee Washington en estos momentos que una guerra entre Venezuela y Colombia.

Chávez rompe relaciones con gobierno de Uribe

Por Carlos Chirinos - BBC

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que rompe relaciones con el gobierno de Colombia, en una profundización de la crisis diplomática desatada la semana pasada a raíz de la salida del mandatario venezolano de la mediación que venía haciendo que entre su gobierno y la guerrilla colombiana.

"Mientras el presidente Uribe sea presidente de Colombia yo no tendré ningún tipo de relación, ni con él ni con el gobierno de Colombia. No puedo, no puedo", dijo Chávez ante un grupo de sus seguidores en Táchira, estado andino fronterizo con Colombia.

"Ningún tipo de relación"

"Un presidente que es capaz de mentir descaradamente, de irrespetar a otro presidente a quien ha llamado su amigo, a quien ha llamado para que le ayude; bueno, si eso me la hace a mí como será con el pobre pueblo colombiano, me imagino, me lo imagino", agregó.

Entretanto, fuentes del gobierno colombiano dijeron a corresponsales de la BBC que lo expresado por Chávez no se interpreta por ahora como un rompimiento de las relaciones diplomáticas, sino como una suspensión del diálogo político.

Maduro "aclara"

Poco después en un programa en la estatal Venezolana de Televisión, el canciller Nicolás Maduro explicó que las relaciones "están bajo revisión permanente" y que en los próximos días Chávez informará qué pasos se tomarán.

La reforma constitucional ha encontrado fuerte oposición por parte de varios sectores.

De las declaraciones del canciller venezolano se entiende que una ruptura de relaciones no está descartada, aunque se cuidó de calificar así las palabras presidenciales.

Un comunicado el Ministerio de Comunicaciones explicó que Chávez reiteró su decisión de mantener congeladas las relaciones con Colombia, como anunció por primera vez el fin de semana pasada.

Fuentes diplomáticas en Caracas expresaron a BBC Mundo su temor por el potencial efecto adverso que pueda tener sobre las intensas relaciones comerciales entre los dos países.

Sin embargo, aún no se ha producido un pronunciamiento oficial.

Con un intercambio comercial que este año podría alcanzar a los US$6.000 millones, Venezuela y Colombia comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros.

Un país es el segundo mayor socio comercial del otro sólo superado por EEUU.

La semana pasada Uribe cesó la función de mediación que hacía tres meses venía ejerciendo Chávez para lograr un intercambio de guerrilleros presos por secuestrados en poder de la guerrilla.

El argumento fue una llamada no autorizada que hizo el presidente venezolano al comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia.

Inicialmente, en un comunicado de la cancillería venezolana se aceptaban las razones "soberanas" presentadas por Bogotá, pero dos días después el propio presidente criticó la medida de su hasta entonces "hermano".

El fin de semana el choque verbal entre ambos mandatarios fue aumentando en intensidad. Chávez calificó a su colega colombiano de "peón del imperio", al tiempo que Uribe aseguró que el venezolano tiene un plan "expansionista".

Ahora el referendo

El rápido deterioro de las relaciones bilaterales se produce en medio de la coyuntura electoral en Venezuela, que el próximo domingo tendrá un referendo sobre el proyecto de reforma constitucional que propone el presidente Chávez.


El deterioro ocurre en medio de un ambiente electoral venezolano previo al referendo del domingo.
Según algunos analistas, Hugo Chávez estaría poniendo en marcha una supuesta estrategia de identificar un "enemigo exterior" para lograr apoyos .

"Creo que en mucho la razón de este impulso presidencial la tiene el referendo", aseguró a BBC Mundo la analista en temas internacionales Maruja Tarre.

"Es un recurso muy del gusto de los militares, buscar enemigos externos para unir filas", dijo Tarre, para quien el panorama electoral no resultaría favorable al gobierno.

De acuerdo con varias encuestas conocidas durante el fin de semana, el "No" en el referendo estaría ganando fuerza por lo que el gobierno podría enfrentarse a su primera posible derrota electoral en 8 años.

Complot


Caracas denuncia que esas cifras adversas forman parte de una "campaña internacional" en contra de la llamada revolución bolivariana de la que formarían parte gobiernos extranjeros y algunos medios de comunicación internacionales.

Incluso el gobierno venezolano estudia la posibilidad de demandar a la cadena de noticias estadounidense CNN por "incitación al magnicidio".

Chávez vs. CNN

En un espacio de noticias de CNN en Español se mostró la foto de Chávez con un cintillo en el que se leía: "¿Quién lo mató?".

La televisora se disculpó y aseguró que se trató de un error técnico y que ese letrero correspondía a una nota previa.

                                             *******

General sin ejército /
Pakistán sin rumbo claro / Musharraf colgó el uniforme, pero nadie sabe hasta cuándo

El general Pervez Musharraf (izq) y el general Ashfaq Pervez Kiyani

Musharraf (a la izquierda) trasmitió el mando al general Pervez Kiyani, el nuevo "favorito" de Washington.

Jueves 29 de Noviembre,
IAR Noticias /

Informe especial

Por estas horas los analistas internacionales se devanan los sesos buscando la "trama oculta" que llevó al golpista-presidente Pervez Musharraf a renunciar oficialmente este miércoles a la comandancia de las fuerzas armadas de Pakistán, convirtiéndose en "presidente civil" tal como lo pidió Washington. Sembrando un cúmulo de nuevos interrogantes, Musharraf delegó el mando militar al general Ashfaq Pervez Kiyani, el militar que se reunió en tres oportunidades a cenar con John Negroponte, el enviado de Washington a Pakistán, a quien se le atribuía la misión de convencer a Musharraf, por las buenas o por las malas, de que abandone la jefatura militar y levante el estado de excepción que todavía sigue vigente en la nación islámica.

Este miércoles la  prensa estadounidense habla de la "buena relación" que reina entre Musharraf y el nuevo comandante en jefe, y sugiere que el general golpista recibió garantías por parte de Washington de que no interferirá a favor de Bhutto o de Sharif, los dos competidores del ahora "presidente civil" en el poder.

No obstante, pese al gesto de subordinación del golpista-presidente que hasta hoy controlaba el poder con mano de hierro en Pakistán (una potencia nuclear islámica con 165 millones de habitantes, clave para el equilibrio regional del poder de EEUU y para la contención de Afganistán), en Pakistán no está todo dicho.

Pese al gesto de Musharraf, Washington ya no confía en él, y nadie puede prever si el general seguirá al pie de la letra las exigencias de Washington: levantamiento del estado de excepción y continuidad del diálogo con la oposición orientado a construir un "pacto democrático".

Por otra parte, nadie sabe si el general-golpista-presidente cedió por voluntad propia, o si Negroponte, el "experto" favorito de los halcones de Washington, terminó por imponerle su medicina de presión, bajo amenaza de un derrocamiento por vía militar.

Para Washington, Pakistán reviste un problema estratégico fundamental: un desenlace fuera de programa y con Musharraf fuera de control, por su implicancia estratégica en el tablero geopolítico y militar y su incidencia en el conflicto de Afganistán, puede detonar los mercados y desatar una disparada de los precios del petróleo fuera de programa

Según el influyente diario imperialista USA The Washington Post, la operación para controlar a Musharraf se puso en marcha cuando Negroponte pisó Pakistán y se reunió con el segundo al mando de las fuerzas armadas pakistaníes, el general Pervez Kiyani, señalado ya como el "nuevo socio" de Washington en la "guerra contraterrorista".

Durante su visita, Negroponte -según el Post- se entrevistó en tres oportunidades (que incluyeron dos largas cenas) con Pervez Kiyani, subjefe del Estado Mayor del Ejército de Pakistán, destinado a convertirse en el nuevo "hombre fuerte" tras la partida de Musharraf.

En la percepción de The Washington Post, las entrevistas de Negroponte con Kiyani dan una clara señal de que EEUU ya eligió a su nuevo socio en la "lucha antiterrorista".

Y hay un dato sugestivo: el nuevo "elegido" de Washington para la "guerra contra el terrorismo", el general Ashfaq Pervez Kiyani, en un antiguo jefe de los servicios de inteligencia, que fue designado en octubre por Musharraf como su segundo al mando, según la prensa pakistaní, por presión de Washington.

Lo que todavía no se sabe es si Musharraf participó de las reuniones de Kiyani con Negroponte, o si el acuerdo le fue impuesto por alguna presión militar.

Musharraf ya cumplió con dos de los puntos exigidos por Washington: Se quitó el uniforme militar  y liberó a los detenidos tras el golpe de estado.

Ahora deberá cumplir con el levantamiento del estado de excepción y organizar las elecciones parlamentarias de común acuerdo con Bhutto y Sharif, quienes ya cortaron el diálogo con el dictador-presidente y adelantaron que no lo reconocerán como mandatario.

Pero lo que siguen preguntándose los analistas es qué grado de influencia sigue conservando Musharraf en las fuerzas armadas y en los servicios de inteligencia pakistaníes, vitales para su preservación como "presidente civil".

Musharraf llegó al poder en 1999, tras un golpe de estado contra el gobierno del primer ministro Nawaz Sharif, quien ahora está en el exilio.

El gobernante, que el jueves deberá asumir como presidente civil, renunció a la jefatura del ejército tras aumentar las presiones de Washington y de la Unión Europea para que abandonara las fuerzas armadas.

"Me despido del ejército tras haber llevado el uniforme durante 46 años", dijo Musharraf durante su discurso de despedida.

"Este ejército es mi vida. Lo amo y mi relación con él continuará, pese a que no llevaré el uniforme", agregó el ahora presidente civil.

"Soy afortunado de haber dirigido al mejor ejército del mundo. Este ejército es una fuerza integradora, el garante de Pakistán. Sin este ejército Pakistán no podría existir como entidad", añadió.

Pese a que el 8 de enero se celebrarán elecciones generales en Pakistán, Musharraf todavía debe anunciar el fin del estado de excepción.

La expectativa se sigue centrando en dos temas centrales: si Musharraf va a levantar el estado de excepción, y si el nuevo mando militar, en manos del general Pervez Kiyani, va a responder a sus órdenes, en caso de que no lo levante contrariando la voluntad de Washington.

La mayoría de los analistas de las cadenas norteamericanas se muestran escépticos respecto de la sumisión de Musharraf a las presiones de Washington, argumentando que el general acredita una dilatada experiencia en el juego político-militar y su astucia y manejo de las estrategias de inteligencia lo convierten en un hueso duro de roer.

El punto, aclaran, está en saber si las fuerzas armadas responderán a sus órdenes de "presidente civil".

De no ser así, el general Kiyani, el nuevo "favorito" de Washington, podría terminar a corto plazo con lo que le queda de futuro a Musharraf en el poder.

                            *******

Sin Hamás y repudiados por los palestinos /
Los "tres chiflados": Bush, Olmert y Abbas abrieron
la farsesca "conferencia de paz"

Miércoles 28 de Noviembre,
IAR Noticias /

Informe especial

Con el repudio de la mayoría de los palestinos, el presidente del Imperio norteamericano, George W. Bush, y su homónimo y socio del Estado sionista de Israel (invasor y ocupante de Palestina), Ehud Olmert, sentaron este martes a una "mesa de paz", en representación de "todo el pueblo palestino", a su desembozado gerente en Cisjordania, Mahmoud Abbas, con una claque de países participantes (calificados como carnaval árabe-sionista por Hamás), y en una puesta en escena que la mayoría de la prensa internacional ya califica como un "fracaso" de antemano.

Bush es el presidente más desprestigiado y repudiado de la historia de EEUU; Olmert, es el mandatario más desprestigiado de la historia de Israel, fue derrotado en Líbano por Hezbolá y está procesado por corrupción; y  Abbas es un títere desembozado y a cara descubierta de ambos, que fue derrotado y expulsado de Gaza por Hamás.

Bush está a punto de terminar su mandato  con un ataque militar agendado a Irán (y posiblemente a Siria); Olmert (el genocida del Líbano)  mantiene un criminal bloqueo contra el millón y medio de palestinos que habitan Gaza (en estado de catástrofe humanitaria), ordena a su ejército operaciones diarias de represalias y asesinatos de militantes y civiles en la frontera, y su gabinete -revelado por los propios medios israelíes- está repensando y evaluando nuevas invasiones militares a escala global en Líbano y Gaza.

Abbas, la "parte palestina" de la "conferencia de paz", es el ejecutor sumiso de la guerra interna contra el "terrorismo" de los militantes y organizaciones palestinas que no se someten al mandato de Israel, y a cambio recibe para su reinado en Cisjordania (a la que confunde con la totalidad del pueblo palestino), armas, financiación, energía, alimentos y encendidos elogios del eje sionista EEUU-Israel-Unión Europea que, en cambio,  tiene sitiada  y en estado de catástrofe humanitaria a Gaza.

Estos tres personajes, protagonistas de uno de los períodos más oscuros y sangrientos de la historia del imperialismo en Medio Oriente, que no dudan ni presentan fisuras sensibles al ordenar rutinarios bombardeos a poblaciones civiles y "asesinatos selectivos" contra sus oponentes (caso de Bush y Olmert), o matanza de palestinos para defender los intereses del invasor (caso de Abbas), abrieron una conferencia para ¡hablar de la paz! en  Annapolis, Maryland, EEUU.

Y como ya es de uso y costumbre (y así como no han sido juzgados por crímenes de lesa humanidad por ningún tribunal internacional), ninguna organización mundial pidió para ellos una internación psiquiátrica en algún centro para dementes peligrosos, y son, en cambio, acompañados por 40 países, incluidas naciones árabes, que avalan y legitiman con su presencia el grotesco de una "conferencia de paz" organizada por una dupla de genocidas internacionales.

Bush llegó en helicóptero a la Academia Naval de Annapolis, donde están reunidos los representantes de más de 40 países, incluyendo Brasil y México, así como cientos de periodistas de todos los rincones del mundo.

Hablando desde el más allá, Bush (acompañado de Olmert y Abbas) dijo al abrir la conferencia que "los palestinos tienen que entender que un nuevo Estado no puede surgir del terrorismo, mientras que Israel también tiene que "poner de su parte" (no se sabe qué quiso decir).

Para el gobernante imperial (que apoyó e impulsó todas las operaciones militares de Israel contra los palestinos), la ecuación es clara: si a los palestinos se les da la oportunidad de vivir "en libertad y dignidad", entonces los israelíes (los invasores) podrán conseguir algo que llevan buscando por generaciones: "vivir en paz con sus vecinos".

El mandatario norteamericano también aseguró que tanto palestinos como israelíes "entienden que ayudarse mutuamente en la realización de sus aspiraciones es la clave para hacer realidad sus propias aspiraciones".

En una breve declaración conjunta, leída por Bush al inicio de la conferencia de paz, que se celebra en la localidad de Annapolis (EE.UU.), ambas partes (la dupla sionista y su gerente Abbas)  se comprometen a no cejar en las negociaciones hasta alcanzar un acuerdo que "contemple la creación de un Estado Palestino que conviva en paz y armonía con Israel".

Además las partes implicadas se muestran determinadas a "acabar con el derramamiento de sangre", tras décadas de enfrentamientos, pero eso no impidió este martes nuevos ataques "rutinarios" del ejército israelí en la frontera con Gaza.

Uno de los puntos principales -según los organizadores del evento de "paz"- fue que tanto Israel como los palestinos tendrán que aplicar la "Hoja de Ruta", un plan ya fracasado que se acordó en 2002  para crear un "Estado palestino en tres fases" y que nunca fue llevado a cabo.

Para la mayoría de los medios y analistas árabes, la farsesca conferencia fue sólo una puesta en escena mediática utilizada por Bush y Olmert para tapar su fracasada operación de aislamiento  internacional de Hamás que todavía no cuenta con ningún apoyo explícito en la ONU.

Luego de que Hamás ganara legítimamente las elecciones, el año pasado, EEUU e Israel fracasaron en tres operaciones lanzadas para terminar con su gobierno y restaurar a Abbas y a su organización Al Fatah en el monopolio del control de Gaza.

En su objetivo medular de terminar con el gobierno de Hamás y la resistencia armada palestina, Israel fracasó estrepitosamente con su invasión militar a Gaza, en junio de 2006, y volvió a fracasar con su estrategia maquiavélica de dividir con la "guerra civil" cuando este año Hamás derrotó militarmente a Al Fatah y expulsó a Abbas de Gaza.

En una cumbre en Washington, a principios de año, Bush y Olmert resolvieron lanzar una operación de aislamiento y estrangulamiento internacional de Hamás, cuya columna vertebral es la actual conferencia de Annapolis que va camino de sumar un tercer fracaso de la dupla EEUU-Israel.

Sin mencionar las masacres de palestinos por el ejército israelí, Olmert dijo al abrir el evento que  "Tenemos grabados en la memoria los fracasos anteriores. Los horribles atentados perpetrados por organizaciones terroristas palestinas han afectado a cientos de civiles israelíes; han destrozado familias".

"La paz no es imposible de alcanzar si hay buena voluntad y honestidad entre las partes", señaló por su parte Abbas.

"El fracaso sería terrible para las siguientes generaciones, y terminaría en el derramamiento de sangre", advirtió sin mencionar que Israel, sólo en lo que va del año, ya mató a más de 600 palestinos, entre ellos mujeres y niños, y sin contar los centenares que mueren por enfermedades colaterales de la pobreza y el hambre producida por el bloque económico.

Antes de abrir la conferencia con sus discursos, los tres, Bush, Olmert y Abbas (símil tragicómico de los "tres chiflados") , se reunieron a puerta cerrada, acompañados por los miembros de sus delegaciones.

Tras la ceremonia de apertura, Bush y Olmert regresarán a Washington (la sede del Imperio sionista) , mientras que la conferencia continuará a cargo de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

El pueblo palestino "no autoriza a nadie"

El lunes, Hamás señaló que "el pueblo palestino" no tendrá en cuenta las decisiones que se tomen en Annapolis. "Las decisiones tomadas en Annapolis no empeñarán al pueblo palestino porque éste no autoriza a nadie, ya sea árabe o palestino, a decidir sobre sus derechos ", afirmó el portavoz de Hamás, Fawzi Barhoum.

"Nuestra conferencia (en la franja de Gaza) hará llegar el mensaje de los peligros de una normalización con Israel. La causa palestina no debe servir de pasarela a los árabes y a la comunidad internacional como fin para normalizar sus relaciones con el enemigo israelí", afirmó. El portavoz de Hamás aseguró por otro lado que Hamás reafirmará el "derecho de los palestinos a la resistencia" frente a Israel.

"El pueblo palestino no se quebrará y seguirá con la resistencia cualquiera sea el resultado de la Conferencia de Paz de Annapolis", afirmó el depuesto primer ministro palestino Ismail Haniye.

El jefe de Hamás en Gaza aseguró que Annapolis "será un otoño sin frutos".

Con llamamientos desde las mezquitas, miles de personas confluían el mediodía del martes sobre la plaza central de Gaza para protestar contra esa reunión y condenar al (autotitulado) presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbás.

Ismail Haniye, el líder de Hamás,  afirmó que "estamos contra toda normalización, sean por vínculos directos e indirectos", en alusión a los representantes del mundo árabe e islámico en la conferencia. "Hamás no reconocerá nunca a Israel", aseguró.

También condenó la participación de esos representantes árabes "por primera vez al lado de los del gobierno sionista" en Annapolis, que debería servir, según los organizadores, de plataforma para reanudar las negociaciones de paz entre los dos pueblos, estancadas desde el 2000, y uno de cuyos principales objetivos es la creación de un estado palestino.

Esa participación "es un paso atrás y peligroso de la posición histórica" contra Israel, dijo Haniye, quien además criticó a los palestinos de Cisjordania, donde tiene su sede oficial la AP y el presidente Abbas.

Haniye exhortó a los representantes de la Liga Arabe en Annapolis a "no ser falsos testigos de esa reunión sin esperanza", y llamó a sus gobiernos a "incrementar los esfuerzos para que sea levantado el sitio al pueblo palestino y ayudarle con dinero y equipos".

Por su parte, el líder de la Yihad Islámica, Ramadán Abdala Shalah, dijo que lo que ocurre en Annapolis es "un carnaval árabe-sionista con motivo del sexagésimo aniversario de la fundación de Israel". "El objetivo de la conferencia es poner la piedra basal de la destrucción de la causa palestina con la bendición del mundo árabe, y en primer término de Arabia", agregó.

En tanto,  la mayoría de los palestinos piensa que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, no aspira a una "paz genuina" y prevé que si fracasa la conferencia de Annapolis se producirán disturbios en la región, según un sondeo divulgado el lunes.

De acuerdo con el Centro Palestino de Opinión Pública, que encargó la encuesta, el 54% de los palestinos prevé que si fracasa la conferencia de paz de Annapolis se producirán disturbios en Oriente Próximo.

Desde Teherán, el líder espiritual de Irán, el ayatolá Jamenei advirtió  que "EEUU intenta legalizar a la entidad sionista a través de la celebración de esa conferencia, pero sabe muy bien que fracasará".

"Podemos decir que esta reunión ha fracasado incluso antes de que se celebre", recalcó el líder de la Revolución Islámica iraní.

                            *******

En sintonía con Washington /
Sarkozy, Merkel y Brown y encabezan un lobby de presión europeo para el ataque a Irán

Jueves 22 de Noviembre,
IAR Noticias/

Informe especial

Hay coincidencia generalizada entre los analistas internacionales respecto de que Bush y Cheney no abandonarán el poder sin antes atacar Irán, y posiblemente Siria, atendiendo a las presiones del lobby pro-israelí de los halcones sionistas que controlan la Casa Blanca. En los últimos días tres actores centrales (Sarkozy, Merkel y Brown), se sumaron a ese lobby presionando, desde Europa, sanciones radicalizadas contra Irán en el Consejo de Seguridad de la ONU, lo que podría habilitar el apoyo de la UE a un potencial ataque militar a las usinas nucleares iraníes.

Desde enero del 2006, la mayoría de los medios, analistas y expertos militares de EEUU y Europa vienen coincidiendo en que EEUU e Israel, ya tienen preparado un plan de ataque unilateral (al margen de la ONU) contra Irán, que se lanzaría luego de agotada la "opción diplomática" en el Consejo de Seguridad de la ONU, que vuelve a reunirse en diciembre para tratar nuevas sanciones al proyecto nuclear de Teherán.

Incluso en los últimos meses, medios y analistas estadounidenses destacan que el problema nuclear con Irán dividió al entorno de Bush en dos líneas claramente diferenciadas: partidaria de la "opción diplomática" una, e impulsora de la "opción militar", la otra.

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y el jefe del Pentágono, Robert Gates, lideran la "opción diplomática", mientras que Bush, el vicepresidente Cheney y los funcionarios más conservadores del lobby sionista de la Casa Blanca, impulsan la "opción militar" para dar un desenlace a la crisis nuclear con Irán.

Según la prensa británica y estadounidense, en los últimos meses los que están en favor de adoptar acciones militares contra Irán antes del término del mandato de Bush han ocupado una posición predominante, y el presidente estadounidense ha dado todo su apoyo a la teoría de la "opción militar” liderada por el vicepresidente Dick Cheney, el lobbysta más empedernido del ataque a Irán.

Pero, y sorpresivamente, en los últimos días las posiciones de Francia, Alemania y Gran Bretaña (el eje sionista europeo) comenzaron a virar hacia un un endurecimiento de sus posturas respecto del programa nuclear iraní que los sitúa en la misma trinchera de Bush-Cheney y del lobby que promueve el ataque a Irán.

A las advertencias de una "guerra con Irán" lanzadas por el gobierno sionista de Sarkozy (que sustituye a Blair en las preferencias de la Casa Blanca), se sumaron los llamados de Merkey y de Brown para crear un frente europeo contra el "peligro iraní".

La semana pasada, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, hicieron un llamamiento conjunto a endurecer las sanciones contra Irán en el caso de que el régimen de Teherán no modifique su polémico programa nuclear.

La cumbre francoalemana que reunió a los dos gabinetes en Berlín se produjo después de que ambos se entrevistaran por separado con el presidente de EEUU, George W. Bush, con quien trataron sobre un posible refuerzo de las sanciones a Teherán.

Ambos coincidieron en criticar al Gobierno iraní y en subrayar que las sanciones son una amenaza real, según las declaraciones efectuadas al finalizar la reunión conjunta de los consejos de ministros de Francia y Alemania en Berlín.

"Estamos en la misma longitud de onda en lo que a contenidos se refiere", dijo Sarkozy en rueda de prensa, durante la que pidió, junto a la canciller, el apoyo de la comunidad internacional y en especial de Rusia y China para presionar a Irán.

Mientras Sarkozy se ha convertido en el principal impulsor en Europa de un frente contra la "amenaza nuclear" de Irán, Merkel preconiza llevar la cuestión a la ONU y presionar a Rusia y a China para que dejen de apoyar al régimen de Teherán y de boicotear las sanciones en su contra en el Consejo de Seguridad .

Ambos mandatarios coincidieron en que Irán no debe acceder a las armas nucleares, y que hay que explorar nuevas opciones para detenerlo, además de endurecer las sanciones en su contra en el Consejo deSeguridad.

En la misma onda, el primer ministro británico, Gordon Brown, comenzó a presionar para conseguir que la UE y la ONU  impongan nuevas sanciones contra el petróleo y el gas iraní, en una clara aproximación a la posición de los ultraduros de EEUU que impulsan una especie de "solución final" antes de que Irán consiga fabricar una bomba nuclear..

La semana pasada, Brown advirtió a Teherán que, a no ser que los próximos informes sobre su polémico programa nuclear muestren signos de progreso, presionará a la Unión Europea (UE) y a las Naciones Unidas (ONU) para endurecer las sanciones, asegurando que hablaba "en serio".

Brown propuso nuevas restricciones a las inversiones en petróleo, gas natural y en los sectores financieros iraníes durante su alocución sobre política Internacional en un acto con los Lores.

Meses atrás, analistas europeos dijeron que Alemania,  Francia y Gran Bretaña tenían muchos puntos de desacuerdo sobre la estrategia que había que aplicar contra Irán y su programa nuclear, pero luego de su viaje a Washington sus puntos de acercamiento a la posición de EEUU resultan cada vez más notables.

La sionista militante Angela Merkel llegó a comparar el régimen de Irán con el régimen de Hitler y afirmó que “Irán no es sólo una amenaza para Israel, sino también para los países democráticos de este mundo”.

El 16 de septiembre de 2007, el Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, aseguró que un Irán con armas nucleares "es un peligro real para todo el planeta” y que “tenemos que estar preparados para lo peor y lo peor es la guerra".

El 26 de septiembre, el presidente y  jefe del sionismo  francés, Nicolas Sarkozy usó la Asamblea General de la ONU para recalcar, que “no habrá paz en el mundo si la comunidad internacional deja que Irán se dote de armas nucleares; estaremos asumiendo un riesgo inaceptable para la estabilidad en la región y en el mundo entero".

En octubre, George W. Bush amenazó a Irán directamente con un holocausto nuclear. “El empeño activo de Irán de conseguir tecnología que podría generar armas nucleares amenaza con colocar una región ya conocida por su inestabilidad y violencia, bajo la sombra de un holocausto nuclear.

“He autorizado a nuestros comandantes militares” a confrontar “las actividades asesinas (murderous) de Irán”. "Confrontaremos este peligro, antes de que sea demasiado tarde”, agregó Bush.

Las señales -coinciden analistas de EEUU y Europa- indican por primera vez que Israel y EEUU ya no estarán solos en un ataque militar a las plantas nucleares iraníes tras el fracaso de las negociaciones diplomáticas en la ONU.

                            *******
 

 VOLVER A HOME

© Copyright 2007  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com