El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

EUROPA  

martes, 09 de agosto de 2005

Guantánamo británico:

El Gobierno de Blair promueve "tribunales especiales" para juzgar a "terroristas"

Esos tribunales serían "secretos", podrían producirse detenciones sin cargos, y el imputado carecería de todos los derechos consagrados por la ley para su defensa. La prensa británica, en total complicidad con el gobierno, sigue inventando  conspiraciones y alimentando  la "psicosis de miedo" con anuncios de nuevos ataques terroristas.

(IAR-Noticias)  09-Ag-05

Las medidas de seguridad fueron extremas durante las 24 hs. (AP)

Después de cuatro semanas de hablar de los atentados del 7-J, de promover y alentar la cacería de musulmanes "sospechosos", la prensa británica manipula el nerviosismo de sus lectores conspirando con  nuevas posibilidades de "ataques terroristas".

El proceso de "miedo al terrorismo", a su vez devino en miedo a todo tipo de conspiraciones. Al clásico cóctel  diario de versiones, trascendidos, comunicados, cartas, videos con  nuevas amenazas, "información secreta" sobre grupos terroristas, pistas "árabes", etc, ahora se habla, incluso, de una “insurrección” interna en suelo británico.

Ya no hay una lógica informativa "antiterrorista", sino que se alimenta el miedo masivo utilizando cualquier recurso con titulares y noticias capaz de movilizar psicosis en una sociedad altamente sensibilizada por los ataques explosivos que dejaron más de 56 muertos y decenas de heridos.

De cualquier manera, y si se analiza en perspectiva, toda esta escalada de "terror mediático" tiene como único beneficiario claro al gobierno de Tony Blair cuyo objetivo es instalar su propia "Ley Patriota" en territorio británico como aprovechamiento inmediato de la masacre del 7-J.

Previo a  los atentados del 7-J, 24 hs. antes, Tony Blair presentó un nuevo proyecto de "ley antiterrorista" que endurece la legislación británica y otorga poderes especiales a las fuerzas de seguridad y a los servicios de inteligencia.

 

Una semana después, en oportunidad de los sucesos "terroristas" del 21-J en Londres, el Congreso de EEUU aprobó la renovación de la Ley Patriota, un instrumento legal, nacido después del 11-S, que otorga superpoderes e inmunidad represiva al FBI y los servicios de inteligencia en su persecución de activistas "anti-Bush" y de ciudadanos musulmanes "sospechados de terrorismo".

 

Toda esta maniobra política de aprovechamiento de los atentados terroristas se dió en el marco de una encarnizada psicosis de "miedo al terrorismo" promovida por la prensa británica y recogida por las grandes cadenas de la prensa internacional.

Policías en el operativo en Leeds

Casi por "coincidencia" esta fiebre editorialista de los medios británicos con la conspiración "terrorista" coincide con la distintas maniobras del gobierno de Blair para conseguir una legislación interna que le posibilite detener masivamente a ciudadanos sospechados de vinculación con el terrorismo y expulsar a extranjeros -principalmente de origen musulman-.

Según informa este martes The Guardian, el ministerio británico de Interior analiza la posibilidad de establecer tribunales especiales para que consideren, en secreto, el tiempo que sospechosos terroristas pueden permanecer detenidos sin cargos.

Según el periódico británico, como parte de ese plan se estudia un sistema por el que un juez tendría acceso a material secreto sensible, como grabaciones de escuchas telefónicas, para preparar el caso contra el "sospechoso" antes del comienzo del juicio.

Así, se permitiría durante ese proceso la participación de "abogados defensores especiales" (puestos por el gobierno) como representantes legales de los detenidos, de acuerdo con el matutino británico.

The Guardian añade que esos representantes legales no podrían revelar la naturaleza de las pruebas que hay contra sus clientes aduciendo "secreto de Estado".

Actualmente, las leyes británicas no permiten el uso de escuchas telefónicas como pruebas contra los sospechosos, pero la nueva legislación, al igual que en EEUU, permitirá que sean utilizadas contra los acusados de actividades "terroristas".

Toda esta información sale a la luz luego de que el primer ministro británico, Tony Blair, revelase que analiza un nuevo procedimiento judicial que permitiría un proceso previo al juicio.

En la actualidad, los sospechosos de actividades "terroristas" sólo pueden permanecer detenidos sin cargos durante catorce días, pero la policía quiere ampliar ese período hasta unos tres meses.

Blair presentó el pasado viernes una serie de medidas "antiterroristas" que analiza el Gobierno en respuesta a los atentados de los pasados 7 y 21 de julio en Londres.

"Coincidentemente" durante todo el fin de semana la prensa británica realizó una ofensiva "informativa" cuya cobertura tenía como eje central la psicosis de miedo al terrorismo, potenciada además, por todo tipo de rumores y especulaciones sobre nuevos ataques  en suelo británico.

Unidad de desactivación de bombas

El ejército colabora con los operativos "antiterroristas" (AFP)

Los medios más "serios"  estuvieron llenos de noticias y titulares capaces de ponerle al lector los pelos de punta, como The Independent que, citando "fuentes" de los propios servicios de información, advirtió nada menos que del peligro de una "insurrección" interna en suelo británico.

Alimentando la "cacería de "terroristas islámicos", The Independent señaló que hay miles de jóvenes inmigrantes musulmanes llegados del Cuerno de Africa o del Asia central, donde han recibido entrenamiento militar.

"Cada uno de esos hombres sabe manejar un AK-47", y muchos de ellos han sido formados en el manejo de explosivos militares, señaló el periódico.

No menos "alarmante" resultó la información de otro dominical, The Sunday Times, relativo a  que los "terroristas" podrían emplear a mujeres y niños para llevar a cabo sus atentados de carácter suicida.

Los agentes de Scotland Yard han recibido instrucciones en las que se les indica que los terroristas pueden estar cambiando sus métodos para adaptarlos a la nueva situación.

El mismo periódico informó que van a crearse brigadas especiales de tiradores de elite para combatir a eventuales terroristas suicidas como los cuatro que, el pasado 7 de julio, mataron a cincuenta y seis personas e hirieron a otras setecientas  en tres estaciones de metro y un autobús de Londres.

Policía en LondresEntre ciento cincuenta y doscientos tiradores especiales de la policía serán reclutados como parte de una campaña destinada a frustrar nuevos ataques de ese tipo, dice The Sunday Times.

El periódico añadió que esa unidad de elite que patrullará el metro y los trenes está inspirada en una de Scotland Yard cuyos agentes mataron el 22 de julio de ocho disparos a quemarropa a un joven brasileño tras confundirle con un terrorista.

Mientras tanto, otras informaciones "reveladas" por la prensa británica indicaban que "fuentes saudíes" señalaron la existencia en el Reino Unido de una o más células de la red terrorista de Al Qaeda, con las que habrían tenido relación hasta su muerte en un tiroteo en Arabia Saudí, dos marroquíes también vinculados, al menos en un caso, con los atentados terroristas de Casablanca y Madrid.

El hilo "informativo" revelado por los medios británicos coincide en que los investigadores apuntan  hacia Pakistán, cuyas "madrasas" o escuelas religiosas han sido al parecer vivero de potenciales terroristas extranjeros.

También orientan la cacería hacia Afganistán, pero también hacia el Cuerno de Africa, una región continuamente "desestabilizada", el más próximo Magreb o Arabia Saudí, cuna de "Osama bin Laden".

El viernes, el primer ministro, Tony Blair, anunció una serie de propuestas "antiterroristas" que incluyen la posibilidad de deportar o denegar la entrada en el país a quienes hacen apología del terrorismo, así como el cierre de mezquitas y otros centros donde se propague el "extremismo fanático".

Esta nueva cacería mediática de los "profetas del odio musulmán", coincide, como se puede apreciar a simple vista, con los planes de convertir a Gran Bretaña en el "nuevo Guantánamo" del occidente cristiano

 

 VOLVER A HOME                                                       comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

contactos@iarnoticias.com