El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

EUROPA  

A pesar de la oposición

Blair presiona
al Parlamento para que sancione la
"ley
contraterrorista"

El gobierno de Tony Blair siguió adelante el lunes con sus planes para sancionar una nueva ley "antiterrorista" impulsada tras los ataques terroristas del 7-J en  Londres, lo que ya le está creando un marco de confrontación con grupos de defensores de los derechos civiles y opositores a la cacería de islámicos sospechados de "terrorismo" que podría desatar la nueva legislación.

(IAR-Noticias) 11-Oct-05    

El primer ministro Tony Blair espera que la ley antiterrorista, que apunta principalmente a los clérigos islámicos extremistas, sea aprobada antes de fin de año.

Previo a  los atentados del 7-J, 24 hs. antes, Tony Blair había presentado un nuevo proyecto de "ley antiterrorista" que endurecía la legislación británica y otorgaba poderes especiales a las fuerzas de seguridad y a los servicios de inteligencia.

 

Una semana después, en oportunidad de los sucesos "terroristas" del 21-J en Londres, el Congreso de EEUU aprobó la renovación de la Ley Patriota, un instrumento legal, nacido después del 11-S, que otorga superpoderes e inmunidad represiva al FBI y los servicios de inteligencia en su persecución de activistas "anti-Bush" y de ciudadanos musulmanes "sospechados de terrorismo".

 

Toda esta maniobra política de aprovechamiento de los atentados terroristas se dió en el marco de una encarnizada psicosis de "miedo al terrorismo" promovida por la prensa británica y recogida por las grandes cadenas de la prensa internacional.

Esta fiebre editorialista de los medios británicos con la conspiración "terrorista" coincidía con la distintas maniobras del gobierno de Blair para conseguir una legislación interna que le posibilite detener masivamente a ciudadanos sospechados de vinculación con el terrorismo y expulsar a extranjeros -principalmente de origen musulmán-.

A pesar del fuerte consenso entre los principales partidos políticos inmediatamente después de los ataques de julio, el gobierno enfrenta ahora oposición, sobre todo a su proyecto de detener a presuntos terroristas durante tres meses sin formularles acusaciones, en lugar de los 14 días actuales.

Es probable que el nuevo proyecto de ley domine el debate de la sesión parlamentaria, que comenzó el lunes tras un receso veraniego de 80 días.

El portavoz oficial de Blair defendió la extensión del período de detención de sospechosos, expresando que la propuesta responde a un pedido directo de importantes funcionarios policiales.

Enfatizó que el poder sólo podrá ser utilizado en casos excepcionales y será supervisado por jueces.

Tanto la policía como los fiscales sostienen que se necesita más tiempo para interrogar a los presuntos terroristas en casos complejos, en los que con frecuencia tienen varios apodos y almacenan información en computadoras codificadas, o en los que es necesaria la cooperación de agencias extranjeras.

El ministerio del Interior publicará el proyecto de ley el miércoles.

Deberá ser aprobado por ambas cámaras del Parlamento, la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores, antes de convertirse en ley.

Unidad de desactivación de bombasDesde los ataques dinamiteros del 7 de julio al sistema de transporte de Londres que mataron a 52 pasajeros, y los fallidos atentados de dos semanas después, Blair ha alentado medidas para reforzar las leyes antiterroristas y perseguir a los extremistas islámicos.

En agosto pasado, el primer ministro, Tony Blair, anunció una serie de propuestas "antiterroristas" que incluían la posibilidad de deportar o denegar la entrada en el país a quienes hacen apología del terrorismo, así como el cierre de mezquitas y otros centros donde se propague el "extremismo fanático".

Esta nueva cacería mediática de los "profetas del odio musulmán", coincide, como se puede apreciar a simple vista, con los planes de convertir a Gran Bretaña en el "nuevo Guantánamo" del occidente cristiano

Si es aprobada por el parlamento, la iniciativa prohibirá la "incitación indirecta" al terrorismo, apuntando a clérigos islámicos extremistas responsabilizados de incitar a jóvenes musulmanes.

Tras los ataques del 7-J en  Londres, Tony Blair, se perfiló como el más claro beneficiario político de la "psicosis terrorista" producida en Gran Bretaña después de los ataques terroristas y de los atentados "fallidos" del 21-J.

Esta evidencia probatoria se reflejó en una encuesta del diario The Times publicada a fines de julio, y según la cual, tras los atentados y las amenazas de nuevas bombas, el índice de popularidad de Blair aumentó hasta los 5,55 puntos, el segundo índice más alto de sus tres mandatos, el que, en enero pasado, por ejemplo, se situaba en 5,07.

Este último resultado sólo fue superado por una encuesta del pasado mayo de 2003, cuando su popularidad se cifró en 5,75, coincidiendo con la caída de Bagdad a manos de las tropas aliadas.

 

 VOLVER A HOME

comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

contactos@iarnoticias.com