El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

IRAK  

Tuesday, 28 de June de 2005

Rumsfeld confirma contactos "secretos"

Maniobra de acción psicológica del Pentágono para dividir a la resistencia iraquí

La visión "optimista" de la Casa Blanca sobre la situación de Irak se contradice cada vez más con la  presentada por los generales del mando militar en Irak, y con los informes que viene elaborando desde principios de año la inteligencia norteamericana. Un documento de la CIA, revelado el miércoles por el diario New York Times, señala que la resistencia está desarrollando sofisticadas técnicas de guerrilla urbana que incluyen fabricación de coches bomba, planificación de ataques simultáneos y combinados, y tácticas pulidas de asesinato selectivo de figuras políticas y militares. La realidad apabullante descripta por los jefes militares y la inteligencia -agregada a los muertos y ataques diarios- desmiente rotundamente las afirmaciones de Rumsfeld y de Rice sobre la "estrategia del éxito" en Irak, o las de Cheney asegurando que la resistencia iraquí "tiende a desaparecer".

(IAR-Noticias) 28-Jun-05

El secretario de Defensa de EEUU, Donald Rumsfeld, reconoció el domingo en una cadena televisiva que militares norteamericanos se reunieron en "secreto" con líderes de la resistencia iraquí.

"Yo no le daría tanta importancia a eso. Nosotros nos reunimos con la gente con bastante frecuencia", afirmó irónico  Rumsfeld a la cadena Fox (de conocida postura pro-Bush), en alusión a la "revelación" formulada  este domingo por el diario británico The Sunday Times.

En posteriores declaraciones a la ABC, el jefe del Pentágono se negó a precisar la fecha y lugar de las entrevistas, y si militares norteamericanos participaron de la supuesta reunión con jefes rebeldes.

"Los iraquíes tienen un gobierno soberano y decidirán qué relaciones tener con ciertos elementos de la insurrección. Nosotros las facilitamos de tanto en tanto", expresó Rumsfeld.

De acuerdo con The Sunday Times, se han realizado al menos dos reuniones entre oficiales estadounidenses y varios jefes de los grupos de la resistencia iraquí.

El primer contacto, señala el diario británico, que cita "fuentes iraquíes", tuvo lugar el 3 de junio pasado en un lugar cercano a Balad, 65 kilómetros al norte de Bagdad, mientras que la segunda reunión se habría celebrado 10 días más tarde en un lugar no especificado.

En un comunicado divulgado este domingo por Internet, Ansar al Sunna, considerado responsable de decenas de atentados y secuestros de extranjeros en Irak, desmintió "categóricamente" que hayan existido reuniones entre sus miembros y funcionarios estadounidenses.

"Desmentimos categóricamente que se haya producido alguna negociación entre el ejército Ansar al Sunna y cualquier cruzado o apóstata", señala el comunicado firmado por emir Abu Abdallah al Hassan Ben Mahmud.

Por otra parte, portavoces de los combatientes suníes negaron en distintos medios árabes haber participado de las reuniones y conversaciones citadas por el periódico londinense.

En general, en todo el espectro vinculado a la resistencia iraquí se cita a la versión de la supuesta reunión de los jefes rebeldes con los militares invasores como una maniobra divisionista orientada, en el plano interno, a crear fisuras entre los distintos grupos combatientes que integran el mosaico de rechazo armado a las fuerzas ocupantes estadounidenses.

En el plano externo, señalan, buscan minimizar y desnaturalizar la escalada  ofensiva y sin tregua que viene realizando la resistencia desde las elecciones, y en cuyo desarrollo han muerto más de 350 soldados de EEUU y 2000 policías y soldados colaboracionistas iraquíes.

Solamente en la jornada sangrienta del domingo los ataques y atentados rebeldes dejaron 41 policías muertos, 25 de ellos en tres atentados contra las fuerzas de seguridad iraquíes en la región de Mosul (unos 400 km al norte de Bagdad), y el viernes 6 mujeres marines norteamericanas murieron durante un ataque a un convoy militar.

En este contexto se interpreta a la versión del encuentro entre rebeldes y militares norteamericanos como una movida de acción psicológica orientada a "descomprimir" la polémica que generaron en la opinión publica norteamericana las versiones contrapuestas sobre Irak de la Casa Blanca y sus funcionarios, por un lado, y del generalato y de la CIA por el otro.

La semana pasada The New York Times reveló un documento clasificado de la CIA donde se indicaba  que las tropas estadounidenses en Irak " están enfrentando un enemigo cada vez más numeroso y peligroso".

Y señalaba que ese cuadro de situación "podría prolongar la guerra" por mucho tiempo o, incluso, asestar un duro revés al ejército invasor de EEUU en suelo iraquí.

Pero lo que más conmocionó a la prensa y al establishment norteamericano fue la afirmación de la CIA de que  la resistencia iraquí está adquiriendo una serie de técnicas de conflicto urbano que van desde la fabricación de coches bomba hasta la planificación  de ataques simultáneos en diferentes partes,  además de tácticas pulidas de asesinato selectivo de figuras políticas y militares.

El senador demócrata Edward Kennedy (el primero que alertó sobre el peligro de un "síndrome Vietnam" en Irak) le recordó a Rumsfeld los “graves errores y equivocaciones” en la planificación de la guerra y la posguerra en Irak, que se ha convertido en “un atolladero”, donde han muerto casi 1.730 soldados estadounidenses.

“¿No ha llegado el momento de que usted dimita?” preguntó Kennedy a Rumsfeld durante una reunión en el Congreso.

El informe de la CIA difundido por el Times -al igual que otros documentos elaborados por la inteligencia norteamericana durante el año- esboza un cuadro de situación completamente diferente al que describen con frecuencia los funcionarios políticos en Bagdad y Washington cuando aseguran que la resistencia se está quedando sin aliento.

En las semanas anteriores -y en coincidencia con los informes de la inteligencia-  los máximos jefes militares jefes  de la administración Bush expresaron una visión sobre Irak radicalmente opuesta a la expresada oficialmente por Washington.

El vicepresidente Dick Cheney había asegurado el jueves pasado, en una entrevista con la cadena CNN,  que la resistencia iraquí "está en el último suspiro". Y el secretario de Defensa Donald Rumsfeld dijo ante un comité del Senado que "los que dicen que estamos perdiendo la guerra se equivocan".

También el jefe del Pentágono calificó como "un error" el intentar establecer un plazo de repliegue de las tropas "porque eso daría ventaja al enemigo".

En su informe, la CIA sostiene que "el nuevo tipo de combatiente islámico que se está entrenando" en las calles de Irak "es más letal que los que salieron de los campos de entrenamiento de Al Qaeda en Afganistán" y que "muy pronto podrían desestabilizar a países vecinos como Arabia Saudita y Jordania".

Medios norteamericanos -entre ellos The Washington Post-  citaron otro informe de un agente de contraterrorismo que llegó a las manos de varios senadores, donde aparece un alerta roja aún más inquietante. "La insurgencia iraquí se está transformando en una amenaza internacional y podría convertirse en una amenaza directa para el territorio estadounidense".

La semana  pasada un grupo bipartidista de congresistas estadounidenses llamó a Bush a establecer antes de fin de año un plan de retiro de las tropas de Irak, en tanto que altos oficiales del Pentágono se opusieron a fijar un cronograma de retirada.

El pronunciamiento se conoció cuando las encuestas mostraron la erosión del apoyo público a la guerra en Irak, y en un día que Bush rindió homenaje a los soldados hispanos que "dieron su vida por la libertad" y se sacrificaron por "amor al prójimo".

Los legisladores opositores a la ocupación señalaron que esperan que los líderes del Congreso reciban con frialdad su propuesta, pero aspiran a estimular un debate público sobre las metas de Estados Unidos en Irak.

Las demandas de retiro de soldados se siguen suscitando  cuando hasta los partidarios de la administración Bush "cuestionan el curso de la guerra" en el país árabe, donde hasta ahora han muerto 1.730 soldados estadounidenses.

Un sondeo de New York Times/CBS le dio en junio a Bush uno de los más bajos índices de aprobación de su presidencia, y al Congreso, un índice inferior aún.

El cuarenta y dos por ciento de las personas que respondieron a la encuesta dijeron que aprobaban la gestión de Bush, lo que significa una disminución considerable en comparación con el 51 por ciento alcanzado después de las elecciones de noviembre, cuando inició en un ambicioso programa para su segundo período.

A esto hay que sumarle  las constantes presiones y las marchas de las organizaciones sociales solicitando que EEUU retire sus tropas de Irak que comienzan a extenderse por todo el planeta.

En todo este contexto, con Bush y sus funcionarios acorralados por los cuestionamientos, a ningún experto sorprendió que Donald Rumsfeld saliera en la cadena FOX (llamada la "cadena de Bush") a apuntalar la versión divisionista del "diálogo" entre  combatientes rebeldes y militares invasores norteamericanos.

La misma táctica (y versión) fue utilizada en diciembre pasado, cuando la opinión pública norteamericana se vió sacudida por el ataque con mortero que dejó más de 22 soldados norteamericanos muertos en una base militar de Mosul.

 

 VOLVER A HOME                                                        comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

contactos@iarnoticias.com