El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

IRAK  

Al igual que la mayoría de los jefes militares, consideran altamente improbable que EEUU pueda derrotar a la resistencia.

Analistas militares vaticinan un futuro "sombrío" para Irak

(IAR-Noticias)  01-Dic-05   

Informe especial    

Según la agencia Associated Press, dos analistas del ejército estadounidense que en el 2003 vaticinaron acertadamente el caos que se desataría en Irak tras la invasión norteamericana, proyectan en un nuevo estudio un futuro sombrío para ese país abatido por la violencia.

Los analistas desaconsejan empero fijar un cronograma para la retirada de Estados Unidos a menos que Washington encuentre que la situación es "irremediable".

Un cronograma sería "una excusa para permitir el desplome del sistema", dijeron los analistas W. Andrew Terrill y Conrad C. Crane, de la Escuela de Guerra del Ejército.

En tanto las presiones políticas aumentan en Washington en favor de un plan concreto para el repliegue de las fuerzas estadounidenses de Irak.

El martes, en la víspera de un discurso importante acerca de Irak en la Academia Naval, el presidente George W. Bush dijo a la prensa que desea traer de regreso a los efectivos emplazados en Irak, pero agregó: "No deseo que regresen sin haber logrado la victoria".

Este miércoles, en un discurso pronunciado en la Academia Militar de Maryland, George W. Bush, rehusó establecer un cronograma de retirada para los 160.000 efectivos estadounidenses en Irak, afirmando que eso no era "un plan para la victoria".

"Las decisiones sobre movimientos de tropas serán determinadas por las condiciones en el terreno y el buen juicio de nuestros comandantes, no por plazos artificiales fijados por políticos en Washington", señalóó.

El discurso fue interpretado como un intento de Bush por contener el creciente descontento interno con la estrategia oficial para  el manejo de la posguerra en Irak.

Bush también expresó en su discurso que las fuerzas de seguridad iraquíes que combaten junto a los soldados estadounidenses han mostrado progresos reales en el último año y que han ganado credibilidad entre la población local.

En la medida en que los mismos iraquíes tomen mayor control de las operaciones, las tropas estadounidenses podrán ir cediendo su papel y comenzar el retorno a casa, señaló.

En un informe emitido en febrero del 2003, un mes antes de la invasión de Irak, los analistas militares Crane y Terrill advirtieron que los Estados Unidos podrían "ganar la guerra, pero perderán la paz" si atacaban Irak.

Los analistas vaticinaron que la resistencia armada a una ocupación iría en aumento, que una reacción enérgica de Estados Unidos alienaría aún más a los iraquíes y que establecer la estabilidad política resultaría difícil.

Todos esos vaticinios se hicieron realidad, y su vigencia se prueba con la escalada diaria de violencia y ataques en el país ocupado militarmente por EEUU.

En particular, los analistas advirtieron acerca de las eventuales consecuencias negativas de desbandar el ejército iraquí de la época de Saddam Hussein, pero la medida se adoptó de todos modos y es considerada hoy día un error que fomentó la rebelión contra Estados Unidos.

a principios de junio pasado oficiales de alto rango estadounidenses, en declaraciones realizadas en Bagdad y Washington, ofrecieron un escenario "pesimista" sobre la ocupación militar de Irak, lo que motivó que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, realizara un viaje relámpago a Bagdad para sondear la opinión del nuevo gobierno.

"Creo que la manera más precisa de abordar esto ahora es conceder que... esta insurgencia no será resuelta, el terrorismo en Irak no tendrá solución con opciones militares. Será resuelto en el proceso político", señaló la semana  pasada el general Donald Alson, principal vocero del alto mando en Irak, citado por la cadena de periódicos Knight Ridder.

Por su parte el coronel Frederick Wellman, un especialista que entrena a las tropas especiales iraquíes, dijo a Knight Ridder que la resistencia parece disponer en forma permanente de nuevos reclutas. "No los podemos matar a todos",señaló  Wellman.

El general John P. Abizaid, jefe del comando norteamericano en Medio Oriente, afirmó recientemente  en Washington que uno de los problemas es la falta de progresos en la consolidación de unidades de policía iraquíes capaces de enfrentarse eficazmente a los rebeldes y permitir que las fuerzas estadounidenses empiecen a retirarse.

En su nuevo informe de 60 páginas, TW. Andrew Terrill, que es experto en asuntos del Medio Oriente, yConrad C. Crane, que es director del Instituto de Historia Militar del Ejército, dijeron que la presencia de los militares estadounidenses en Irak probablemente no podría sostenerse por más de tres años.

Entretanto, según su estudio:

-- "Parece altamente improbable que las fuerzas de Estados Unidos, Irak y la coalición aplasten la insurgencia antes del comienzo de un repliegue paulatino de Estados Unidos y la coalición".

-- "No es seguro ya que los Estados Unidos puedan crear fuerzas militares y policiales iraquíes que puedan garantizar la seguridad en todo el país, por mucho tiempo que permanezcan allí las fuerzas norteamericanas".

-- "Los Estados Unidos podrán tener que reducir sus expectaciones acerca del futuro político de Irak" y aceptar un gobierno relativamente estable, pero no democrático, como alternativa preferible a una guerra civil entre las facciones étnicas y religiosas del país.

El estudio añade que "los intereses vitales de Estados Unidos nunca exigieron la existencia de un estado democrático en Irak antes del 2003".
 

Bush, en otro mundo

La proyección de los expertos militares, que coincide con la opinión de la mayoría de los jefes militares del Pentágono en Irak, parece no ser escuchada por Bush y sus asesores quienes siguen sosteniendo la "estrategia del éxito" en Irak.

En su discurso pronunciado en Maryland, EEUU, el miércoles, Bush aseguró que "a medida que las fuerzas iraquíes sean más capaces, asumirán más la vanguardia en la lucha contra los terroristas".

Nuestra meta es entrenar a suficientes fuerzas iraquíes para que se puedan encargar de la lucha contra los terroristas", añadió.

Para los analistas estadounidenses el  discurso de Bush no ofreció nada nuevo.

Solo sirvió para justificar los argumentos del gobierno para lanzar la invasión y  mantener su presencia militar en Irak. Horas antes la Casa Blanca había difundido un informe titulado "Estrategia nacional para lograr la victoria en Irak".

"Los estadounidenses deben tener una idea clara de esta estrategia", dijo Bush, aclarando  que el documento era una versión pública de la estrategia de su administración en Irak.

Antes de su discurso, uno de los más férreos opositores de Bush, el líder demócrata en el Senado Harry Reid lanzó un comunicado acusando a Bush de "reciclar su cansina retórica de 'mantener el rumbo', nuevamente dejando pasar la oportunidad de establecer una verdadera estrategia para el éxito en Irak, que permita el regreso de nuestra tropa".

Bush dijo que las fuerzas iraquíes han cometido "errores" en combate, y que en el último año han "progresado", agregando que "ha habido reveses en el proceso de fortalecer al ejército iraquí y su desempeño es aún desigual en ciertas zonas".

Por su parte, el  secretario  de Defensa, Donald Rumsfeld, aseguró el martes en el Pentágono que abandonar precipitadamente Irak sería interpretada por los insurgentes como un triunfo que colocaría a EEUU en una situación de debilidad ante nuevos ataques terroristas.

Rumsfeld afirmó que EUU correría "mayores riesgos" si retirara antes de tiempo sus tropas de Irak y recalcó una vez más que la rendición "no es una estrategia de salida",  y que la estrategia que desarrolla actualmente la administración norteamericana en el país "funciona y debe ser mantenida".
 

 VOLVER A HOME

 

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com