El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

NORTEAMERICA  

El secreto de la foto Fue por lana a la ONU, y casi sale trasquilado

A Bush el terrorismo le da "ganas de ir al baño"

Para el presidente imperial se avecinan "días difíciles" (incluido Chávez) en los cuales tendrá que conseguir que Condoleezza Rice le otorgue un "permiso permanente" para ir al baño, o reventar en la silla.

(IAR-Noticias)  19Sept-05    

Por Rodrigo Guevara                                                   

La imagen captada por la  la agencia Reuters recorrió el mundo , y la nota fotografiada mostró como el presidente del Imperio más poderoso de la tierra pedía permiso a su secretaria de Estado, Condoleezza Rice, para realizar lo que cualquier persona común hace libremente: ir al baño.

Pero la anécdota, quizá, no habría adquirido tanta relevancia si no fuera por el contexto en que ocurrió: la Cumbre Mundial de la ONU con 170 presidentes del mundo presentes en su inauguración.

Y tampoco tendría mucha importancia mediática si el presidente aquejado de "ganas de ir al baño" no representara un Imperio cuyo PBI anual equivale al de 180 países subdesarrollados, y al de las 9 primeras potencias juntas de la tierra.

Y se dio el caso, que antes de tener "ganas de ir al baño", George W Bush, impuso -junto a su socio estratégico de Gran Bretaña, Tony Blair- a la "guerra contra el terrorismo" como tema excluyente de discusión del cónclave, marginando a otros como el de la pobreza en el mundo, por ejemplo.

No se sabe bien que le pasa por la cabeza a Bush cuando algún colaborador le sopla que en el mundo se muere un niño de hambre cada tres segundos, o que 1.700 millones de personas están excluidas del "mercado de consumo", pero si, y a la luz  de su nota a Condoleezza, nos enteramos que el "terrorismo" le hace dar ganas de ir al baño.

"Creo que tengo que ir al baño. ¿Es esto posible?", decía la nota que escribió el presidente estadounidense, capturada por la lente de un fotógrafo de Reuters.

El fotógrafo de Reuters, según cuenta este viernes Photo District News, no sabía lo que decía la nota del presidente. Así lo ha explicado su editor, Gary Hershorn, que reconoce que fue él quien utilizó el zoom para ver con nitidez lo que decía el papel escrito por  Bush.

Una vez que leyó la frase "Creo que necesito ir al baño. ¿Es esto posible?", Hershorn utilizó el photoshop, programa de tratamiento de imágenes, para destacar blanco sobre negro e incrementar la legibilidad de la nota. Así llegó a los medios que lo distribuyeron generosamente por todo el planeta.

Muchos medios se preguntan, en tono satírico en EEUU, cómo es que con tantos frentes en su contra Bush todavía tiene tiempo para ir al baño.

Ya venía muy "golpeado" con Irak, cuya ocupación militar y masacres diarias le han hecho bajar al piso de su popularidad, y cuando sus estrategas de imagen estaban pensando en como salir del paso, el Katrina arrasó con parte del sudeste norteamericano.

Chávez, Cuba e Irán: peor que el Katrina

Pero lo que la Casa Blanca vislumbraba como un triunfo político-diplomático en las Naciones Unidas, se convirtió en  otro traspiés severo con la embestida de Cuba y Venezuela denunciando la manipulación de Washington en la Cumbre.

Cuba y Venezuela son los únicos países que han rechazado el texto aprobado, aunque los discursos que durante dos días se han escuchado en la sede de Naciones Unidas ya reflejaban  un escaso entusiasmo por el cariz exclusivamente "antiterrorista" que había adquirido la Cumbre.

Y es que, después de que la falta de consenso obligara a aplazar asuntos cruciales como la reforma del Consejo de Seguridad -máxima instancia de gestión- y las competencias de la Secretaria General, el acuerdo asumido finalmente fue mínimo.

Encima el líder bolivariano, Hugo Chávez, por estos días en "fuego cruzado" simultáneo contra Washington y la oligarquía golpista de su país, aprovechó las irregularidades del  conclave mundial para proponer una "refundación" de la ONU.

Y por si esto fuera poco, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad,  expresó al mundo su resistencia a detener en Irán el enriquecimiento de uranio -vital para fabricar bombas atómicas- que provoca cada vez más preocupación a EEUU y sus socios occidentales.

Y como Bush andaba más preocupado por ir al baño que por otra cosa, no le fue muy bien en el cruce con Chávez y los cubanos, cuyo canciller dijo que la Cumbre de la ONU fracasó "por presiones y chantajes" de EEUU.

Annan y BushEncima el "negro lacayo" de Bush, el secretario general de la ONU, Kofi Annan (por medio del cual Bush impuso la agenda "contraterrorista" en el cónclave) debió admitir al final ante los medios de comunicación que la Cumbre había "fracasado".

Como para darle un golpe de furca, Chávez no se privó el viernes  de acusar a EEUU de "terrorismo de estado" apenas horas después de que la Administración de Bush acusara a Venezuela de ser uno de los países que peor "ha hecho los deberes" en la lucha contra el narcotráfico.

Y como si le faltara algo a los intestinos sobrecargados de Bush, hay una preocupación creciente en Washington después de que el  líder iraní aprovechara la Cumbre para ofrecer al resto de los países musulmanes la tecnología nuclear de Teherán, eso sí, precisó, sólo para fines "pacíficos".

Y ahora... el "Katrinagate"

Nota del presidente BushAsí como ya se venía hablando de un "síndrome Vietnam" (término acuñado por el senador Kennedy), ahora ya se habla de un "Katrinagate" que va a empezar a cobrar forma con una comisión investigadora de la tragedia en el Congreso de EEUU, similar a la que se formó tras los ataques terroristas del 11-S.

Hay pistas y corroboraciones firmes de que los demócratas van a utilizar las irregularidades y los hechos "sospechosos" que se detectaron alrededor de la catástrofe del Katrina (socorro y evacuación tardías, sospecha de "ejecuciones racistas" de población negra aprovechando la tragedia, reparto de contratos de la "reconstrucción" entre "amigos", etc) para llevarlo a Bush, por lo menos, ante un juicio político.

Aparentemente sin urgencias de ir al baño, durante la semana pasada, Bush con su equipo hilvanaron algunos discursos que mezclan el "terrorismo" con las catástrofes, prometiendo que en su carácter de "comandante en jefe" se iba a encargar personalmente de combatir, tanto contra Bin Laden, como contra los huracanes.

La estupidez de los discursos de Bush con el "terrorismo" (y ahora con las catástrofes) tienen un destinatario especifico: la derecha "patriotera" norteamericana, cuyo cerebrote es lo más parecido al del pato Donald, y, en versión moderna, al de Homero Simpson.

La socialdemocracia norteamericana, tanto como la expresión mundializada de los "progres", lo odian tanto como se ríen de las sandeces que dice Bush frente a los medios de comunicación.

Pero hay "otro público" al cual esas mismas sandeces le despierta "emociones y sentimientos patrióticos", y es la derecha norteamericana que en los últimos comicios posibilitó la reelección por un segundo periodo de Bush.

Así como a los socialdemócratas les importa poco y nada la salud política de Bush (y tratan de arruinársela a cada rato), a los asesores de la Casa Blanca tampoco les importa mucho emprender la tarea imposible de convencerlos de lo contrario.  

Tal como lo hicieron durante la última campaña electoral, y en plena caída de Bush en las encuestas, los expertos conducidos por Karl Rove solo "le hablan a la derecha" por boca de Bush,  confiando en que ese sector (mayoritario en EEUU) tuerza nuevamente la dirección de las encuestas.

Los que operan para voltearlo antes del fin de su mandato, piensan seriamente que el Katrina, a diferencia de la ocupación de Irak, es un fenómeno que ha corto plazo va a precipitar el Watergate del "presidente de la guerra".

Aducen que, a diferencia de Irak, las imágenes mostrando la "tragedia interna" golpeó a la sociedad estadounidense, tanto a la derecha como al liberalismo socialdemócrata.

Antes de pedirle permiso a la halcona negra para ir al baño en la Cumbre de la ONU, los halcones habían armado una operación de prensa internacional para presentarlo a Bush como el jefe  de la "guerra contraterrorista", con los estados presentes avalando los cimientos de un "plan contraterrorista mundial".

Si bien hubo dos resoluciones del Consejo de Seguridad señalando al "terrorismo" como la nueva hipótesis de "peligro mundial" y haciendo un llamamiento a "combatirlo en todas sus manifestaciones", la propia confusión reinante hizo que no pudiera avanzar más allá.

Ahora Bush, después de ir al baño autorizado por Condoleezza Rice, deberá enfrentarse a un peligro aún más letal que las bombas de Al Qaeda: las ruinas dejadas por el Katrina sobre su imagen y popularidad.

Y como a Bush, en definitiva, no le salió muy bien la jugada "contraterrorista" con la ONU, y como sigue bajando a pasos agigantados en las encuestas, ahora es cuando más peligro corre de explotar, no por el lado del baño, sino por el de Al Qaeda.

Y como siempre advertimos: cuidado, Bush anda con la popularidad por el suelo.
 

 VOLVER A HOME

comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

contactos@iarnoticias.com