El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

NORTEAMERICA  

El jefe de los espías en el banquillo

John Negroponte deberá testificar en el Congreso sobre  los "sitios negros" de la CIA

El Congreso ya pidió a la administración Bush un "informe detallado", en tanto la Unión Europea exige una "explicación oficial" de EEUU sobre los vuelos y centros de detención secretos.

 

(IAR-Noticias) 29-Nov-05  

Un detenido en la Base Naval de Guantánamo, Cuba, reza sus habituales oraciones. Las condiciones de esta prisión han sido denunciadas por activistas de derechos humanos. (Foto: AP)

Informe especial

El escándalo de los de los "presos fantasmas" y los centros de detención clandestinos de la CIA ya llegó a las máximas instancias de Washington, y la Unión Europea exigió formalmente a EEUU una "explicación oficial" sobre el tema.

En Washington, el Congreso estadounidense ya pidió a la CIA y a las autoridades de inteligencia un detallado informe sobre la existencia o no de los llamados "sitios negros" de la CIA donde supuestamente se alojarían presos acusados de "terrorismo".

El director nacional de inteligencia, John Negroponte, debería testificar en secreto ante dos paneles de Inteligencia del Congreso, señalaron el lunes medios y agencias estadounidenses.

Negroponte, quién  antes de ser nombrado ocupó el  cargo de super-embajador  en Irak, es un "halcón de raza" que operó la invasión a Irak desde el  cargo  de embajador de EEUU ante la ONU.

Entre 1981 y 1985 condujo la embajada norteamericana en Honduras, supervisando  la creación de la base aérea El Aguacate, donde la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Pentágono entrenaron a los Contras nicaragüenses en los años ´80.

Ese enclave fue utilizado como centro clandestino de detención y tortura,  y en Agosto del 2001, luego de múltiples excavaciones, fueron descubiertos decenas de cadáveres, de las casi 200 personas que, se estima, fueron ultimadas y enterradas en la instalación.

Detenidos en la base naval Guantánamo Bay.

Guantánamo no sería el único centro de detención de sospechosos de al-Qaeda.

Con Negroponte ocupando la Dirección Nacional de Inteligencia, Porter Goss al frente de la CIA, y el general Cambone al frente de la inteligencia del Pentágono, Bush y los halcones hegemonizan sin fisuras la inteligencia interior y exterior, columna vertebral en los proyectos agendados para el Medio Oriente por la Casa Blanca (Siria, Irán e Irak), entre otros objetivos del segundo mandato.

Después del informe del Washington Post sobre los centros de detención secretos de la CIA (los llamados "agujeros negros) el Senado pidió a la Administración Bush que aporte detalles al Congreso sobre las acusaciones que aseguran que la CIA mantiene a algunos sospechosos de terrorismo en prisiones clandestinas a lo largo de todo el mundo.

El Senado votó 82-9 a favor de pedir al director de Inteligencia Nacional, John Negroponte, que proporcione a las comisiones de inteligencia del Senado y  los detalles sobre cualquiera de estas actividades.

Se trata de una reacción a la información publicada por The Washington Post el 2 de noviembre, en la que se indicaba que la CIA había mantenido a supuestos terroristas en prisiones secretas de ocho países, entre los que se incluyen democracias de Europa del Este. La Administración Bush ha rechazado confirmar si dichas prisiones existen.

Por otra parte, el Senado espera completar la semana que viene el trabajo son el proyecto de ley de gasto en Defensa. Éste ya incluye provisiones para evitar el trato abusivo o amenaza contra los prisioneros extranjeros y estandariza las técnicas de interrogación.

Estas provisiones también se encuentran en el proyecto de ley para el gasto del Ejército, que asciende a 445.000 millones de dólares y que fue aprobado el mes pasado.

La Casa Blanca ha amenazado con vetar cualquier proyecto de ley que incluya restricciones al manejo de los detenidos, asegurando que ello limitaría la capacidad del presidente para proteger a los estadounidenses y prevenir atentados terroristas.

George W Bush y  Porter Gross, actual director de la CIA.

En el informe publicado por The Washington Post se dice que la secreta red de cárceles está instalada en Tailandia, Afganistán y varios países democráticos de Europa del Este.

Los nombres de estos últimos Estados no han sido revelados, al parecer por petición expresa de las autoridades estadounidenses.

Por ahora y para disipar dudas, Rusia y Bulgaria ya han negado que en sus territorios se hubieran albergado acciones de este tipo. Tailandia, que sí es acusada directamente en el reportaje, también ha desmentido su colaboración en la citada red.

Según el Post, todos los datos han sido facilitados por altos funcionarios estadounidenses.

Al parecer, esta información era conocida por un selecto grupo de personas, entre ellas el presidente de EEUU, la cúpula de la CIA y los servicios de inteligencia de los países implicados.

Michael Hayden, el segundo de John Negroponte en la Inteligencia Nacional, ha rechazado hacer comentarios sobre esta información.

Por su parte, la Casa Blanca tampoco ha confirmado ni desmentido la noticia.

En declaraciones a los medios, su portavoz Scott McClellan ha alegado: “No voy a profundizar en actividades específicas de la inteligencia. Sin embargo, diré que la mayor responsabilidad del presidente es proteger a todos los estadounidenses”.

La noticia ha saltado en un momento de fuerte críticas hacia la administración Bush por el trato que reciben los prisioneros de Iraky Afganistán. Los abusos registrados en la cárcel de Abu Ghraib, por ejemplo, se llevaron la condena del mundo islámico y de buena parte de los aliados de EEUU.

Además, son muchos los sectores que han solicitado a EEUU mayor transparencia en la gestión de prisioneros, especialmente con los retenidos en la base de Guantánamo (Cuba). Precisamente, este pasado martes el secretario de Defensa Donald Rumsfeld denegó a los investigadores de derechos humanos de la ONU.
 

La Unión Europea apunta a los "sitios negros"

 

 

 

 

 

 


 

El comisionado de Justicia de la Unión Europea (UE), Franco Frattini, advirtió este lunes que el bloque puede suspender el derecho al voto a cualquiera de sus miembros que albergue prisiones secretas de la CIA y demandó a EEUU  una "respuesta oficial".

El funcionario señaló que Estados Unidos no ha dado aún respuesta oficial a las alegaciones sobre transferencia de presos en vuelos de la CIA a cárceles secretas en Europa, un asunto que si se confirma "puede tener consecuencias muy serias".

Frattini, que asiste al IV Congreso sobre Defensa Europea que se celebra en Berlín, reveló que los representantes de la Comisión Europea en Estados Unidos han pedido explicaciones al gobierno de Washington, pero "lamentablemente, seguimos sin tener respuesta".

"Al tratarse de actividades secretas, han pedido más tiempo para investigar", añadió Frattini que no puso plazos de espera a la respuesta de Washington porque eso es "impredecible".

El comisario fue cauto al responder a una pregunta sobre cómo se verían afectadas las relaciones transatlánticas si esas invetigaciones  se confirman, pues, "la Unión Europea no establece sus relaciones en tiempo condicional y, además, eso es algo que no me corresponde determinarlo a mí", dijo.

"Hay que esperar a las explicaciones de Washington, a que digan si es verdad o no, no es cierto, y desde luego a los resultados de la investigación abierta por el Consejo de Europa", agregó Frattini, para quien "una cosa son los vuelos secretos de la CIA y otra la presunta existencia de cárceles o centros ilegales de detención".

De confirmarse ese último extremo, denunciado por organizaciones de derechos humanos y medios periodísticos,"las consecuencias para el país que las consintió serán muy serias", advirtió el funcionario.

Paralelamente, desde el Parlamento Europeo se elevaron voces contra el acceso de Rumania al bloque, de confirmarse la presunta existencia de cárceles de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Según informes de prensa divulgados hace unas semanas, Washington habría instalado centros clandestinos para interrogar sospechosos de al-Qaeda en varios países de Europa oriental.

Las principales acusaciones apuntan a Polonia, miembro de la UE, y Rumania, que se apresta a ingresar. Ambos gobiernos han negado los informes.

El comisionado de Justicia de la UE, Franco Fratini, dijo que el tratado fundacional de la federación garantiza el respeto a los derechos humanos y el imperio de la ley.

En el caso de Rumania, un importante parlamentario europeo cuestionó si el ingreso a la UE debe seguir tal como estaba planeado.

Elmar Brok, el presidente del comité de Asuntos Exteriores, consideró que el bloque deberá reanudar las negociaciones con Bucarest desde cero, ignorando todo lo ya firmado hasta ahora.

En tanto el Consejo Europeo, que controla todo lo relativo a los derechos humanos, está investigando las acusaciones.

El organismo planea apelar a datos sobre controles aéreos para saber si hubo vuelos sospechosos, y a imágenes satélitales para verificar si las viejas prisiones de la era soviética han sido modificadas recientemente.


 

 VOLVER A HOME

comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

contactos@iarnoticias.com