El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

NOTICIAS

MEDIO ORIENTE  

Sunday, 20 de March de 2005

 

La violencia estremece a Beirut y reaviva el temor de los libaneses

 
 

(IAR-Noticias)  21-Mar-05                     

Por María Laura Avignolo - Clarín

Los peores fantasmas de la guerra civil libanesa se despertaron en la madrugada de ayer en Beirut. Una poderosa bomba (que milagrosamente no mató a nadie) en un barrio cristiano de Beirut, devolvió a los libaneses el terror a la violencia sectaria que dio origen a la palabra 'libanización' en los 80.

El atentado forzó al presidente prosirio Emile Lahoud a convocar a un diálogo con la oposición, que le exige su renuncia, y los políticos pro sirios, que lo defienden. También a cancelar su viaje a la cumbre árabe en Argelia.

El líder opositor druso Walid Jumblatt advirtió ayer que "habrá más asesinatos políticos y bombas" si Lahoud y los jefes de seguridad —que ellos vinculan con el asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri— no renuncian.

El sheik Hassan Nasrallah, líder de Hezbollah, de la resistencia islámica en el Líbano, y nuevo árbitro de la crisis, consideró a "Israel como el beneficiario" pero apoyó al presidente libanés Lahoud en su llamado al diálogo.

La oposición acusa a Lahoud de querer cancelar las elecciones legislativas del próximo mes y retrasar el retiro sirio con esa excusa. Los sirios forzaron al Parlamento libanés a extender el mandato de Lahoud por 3 años más en septiembre del año pasado.

Un edificio de departamentos de ocho pisos en el barrio de Jdeide es el símbolo del miedo en Líbano. Quedó destruido después de que una bomba colocada entre un auto y una boutique, presumiblemente con más de 70 kilos de TNT, estalló a las 12 y 45 de la madrugada del sábado, en una esquina anónima del este de Beirut. La onda expansiva destrozó los vidrios e hizo estallar los marcos de la ventana a una cuadra a la redonda. Nueve heridos fueron trasladados al hospital y uno de ellos está grave.

Un día después del cumplimiento de la primera fase del retiro sirio del Líbano tras 30 años de ocupación, el bombazo fue leído como un mensaje para desestabilizar el país e intentar resucitar la guerra civil.

Elie Naum, el empresario textil cristiano maronita, que tiene a toda su familia en Chile y es dueño de la boutique que voló con la bomba, compara el atentado con los primeros incidentes que desataron la guerra civil en 1975 en Beirut.

Jean, su hermano y vecino, fue quien le avisó que su negocio había volado pero no se atrevió a bajar a verlo en plena madrugada. "Estaba mirando el film El Padrino cuando todo estalló. Esto ha sido un mensaje para todos los libaneses. Pero se han equivocado. Esperamos 30 años para vivir este momento. Ya sabemos los libaneses cuál fue el error. No vamos a seguir viviendo bajo su zapato" asegura, en clara referencia a los sirios que se van.

Beirut, desierta, se militarizó en horas. Centenares de soldados del ejército libanés en tanquetas y jeeps tomaron posiciones mientras los militares aseguraban que no permitirían "provocaciones ni amenazas".

Nadie sabe con certeza de dónde proviene la campaña de miedo. El temor es que haya más víctimas inocentes. Cafés, hoteles, edificios o simples esquinas pueden ser el próximo objetivo.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 VOLVER A HOME

comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

contactos@iarnoticias.com