El más completo directorio en español

HOME| Titulares| Diarios| Radios| TV.| Buscadores| Economía| Mundo| Alternativos| Archivo| Mail

 

Latinoamérica

Argentina

Norteamérica

Europa

Medio Oriente

Irak

Asia

Africa

Medios

Internet

Autores

Especiales

Archivo

TITULARES
del Mundo

I Argentina I Brasil I
I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía I

EN VIVO

Radios del
Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente
I Internacionales I

MEDIOS
ALTERNATIVOS


I Periódicos
 
y Redes
I
I
Agencias
 de Noticias I
I
Publicaciones
 
y Sitios I
I
Prensa
 
de Izquieda I

BUSCADORES

del Mundo


I América del Norte I
I América Central I
I América del Sur I
I Europa I España I
I Africa I Asia I
I Medio Oriente I
I Oceanía I
I Temáticos I
I Internacionales

TELEVISION

      del Mundo


I América Latina I
I España I EE.UU. I
I Canadá I Europa I
I Asia I Africa I
I Oceanía
I Medio Oriente I

ECONOMIA
MUNDIAL


I América Latina I
I Africa I Asia I
I España I EE.UU. I
I Europa I
I
Oceanía I  
I Canadá
I Medio Oriente
Bolsas del Mundo I

MEDIOS

del Mundo


I Agencias
de Noticias I

I Diarios I 
I Revistas I
I Radios I
I Televisión I

 

Agregar 
a favoritos

Recomendar
 este sitio

 
 

SECCIONES

IRAK  

Seguidores del clérigo Sadr.Corresponsal de la BBC: "El ambiente que se vive en Bagdad es de total desconcierto e incredulidad".

La agonía de Irak y el estertor de los invasores

 Sólo queda resistir al tiempo de las rebeliones, cuidar con siete llaves el petróleo robado al pueblo iraquí, y esconder los cadáveres de los soldados invasores que, envueltos en la bandera norteamericana, le hacen  recordar a Bush que la aventura bélica en Irak ya tiene un final escrito.

(IAR-Noticias)  30-Sept-05                                                   

Por Rodrigo Guevara rodrigoguevara@iarnoticias.com

El corresponsal de la BBC en la capital iraquí Richard Galpin dijo este viernes que "el ambiente que se vive en Bagdad es de total desconcierto e incredulidad".

"No pueden creer el caos en el que el país está sumido y cómo las vidas de los civiles se están viendo afectadas. La violencia se está incrementando y estamos a semanas del
referéndum", señaló.

Otro corresponsal de la BBC en la capital iraquí, Jon Brain, dijo que el ambiente en la capital "pasó de la conmoción a la rabia".

A 24 horas de que el demente compulsivo, George W Bush, dijera que "tiene un plan" para derrotar a la resistencia iraquí, una oleada de sangre recorrió Irak donde, en diferentes ataques, el jueves murieron más de 120 personas, entre ellas 5 marines norteamericanos, y hay más de 130 heridos.

Esta muerte, este entretejido antinatural de la carne humana con la pólvora y las ambiciones imperiales, convirtieron a Irak en un país donde las matanzas colectivas ya resultan un acto casi "burocrático" apenas registrado por las mayorías del planeta "informadas" por las grandes cadenas.

Como dice Eduardo Galeano: "Las guerras dicen que ocurren por nobles razones: la seguridad internacional, la dignidad nacional, la democracia, la libertad, el orden, el mandato de la civilización o la voluntad de Dios. Ninguna tiene la honestidad de confesar: “Yo mato para robar”.

Tres coches bomba estallaron casi simultáneamente el jueves al anochecer en Balad, una ciudad chiíta al norte de Bagdad, matando a más de 85 personas y dejando  más de 110 heridos, según informaron las agencias AFP y Europa Press citando fuentes médicas.

Entre los heridos hay 22 niños y 35 mujeres, además del jefe de la policía local, Kadim Abdul Razzaq, informó el Ministerio del Interior iraquí.

Fuentes de los servicios de socorro indicaron que recibieron "60 cuerpos identificables, pero en el lugar quedan muchos por identificar", por lo que se deduce que la cifra de fallecidos seguirá aumentando con el correr de las horas.

Según la agencia AP, el capitán de policía Hedir Qassem dijo por teléfono que "el coche bomba fue accionado por control remoto a las 09:00 hora local 07:00 (hora peninsular) en el mercado de frutas y verduras Al Aamar, ubicado en el barrio Al Charia".

Esto desmiente en parte la versión delos "kamikases" o atacantes suicidas que son habitualmente difundidas por los propios portavoces militares del ejército con la finalidad de mostrar a los combatientes de la resistencia como fanáticos, locos o fundamentalistas.

La síntesis del jueves sangriento, entre otros ataques, se sumó a la estadística mortal de un Irak que se ha convertido en una tumba explosiva donde -salvo la violencia- no hay futuro para nadie.

"Los insurgentes están inmersos en una campaña implacable de atentados suicidas, tiroteos y asesinatos en un intento por derrocar al Gobierno iraquí, respaldado por Estados Unidos. El referéndum ha elevado las tensiones sectarias entre la mayoría chií y la minoría suní", señala hoy la agencia Reuters.

Los hospitales están colapsados, los heridos se apilan en los pasillos, son atendidos o mueren en improvisadas operaciones quirúrgicas realizadas en cualquier lugar, señala un corresponsal de EFE.

Todos coinciden en que, por la gravedad de las heridas y los desmembramientos producidas por las explosiones, no se sabe cuántos más morirán o mueren en las ambulancias y en los centros de atención

Este viernes otro coche bomba explotó en un mercado central en la población iraquí de Hilla dejando al menos diez personas muertas y decenas de heridos, según informó la policía.

Según los agentes, la detonación mediante mando a distancia del vehículo dinamitero ocurrió a las 09:00 hora local en la plaza de Al Aamar, dedicada mayormente a la venta de frutas y verduras, en la barriada de Al Sharia, precisa la agencia Prensa Latina.

Graficando el fracaso militar del Imperio invasor norteamericano en Washington el comandante militar en Irak dijo a los senadores el jueves que los planes de recortar el número de soldados el año próximo podría verse frustrado si la violencia continuaba tras el referéndum y las elecciones previstas para diciembre.

El número de tropas iraquíes capaces de operar sin apoyo de EEUU se redujo a un batallón, añadió, según Reuters.

Galpin, de la BBC, señaló  que las principales víctimas de los últimos ataques son civiles y policías, "la mayoría de ellos chiitas", lo que incentiva cada vez más el panorama de guerra civil que viene anticipando los principales líderes iraquíes a y los propios jefes militares norteamericanos sobre el terreno.

Los ataques y los atentados de la resistencia iraquí en las últimas semanas se han incrementado, pues faltan 15 días para el referéndum sobre la polémica Constitución iraquí. Los dirigentes chiíes llamaron a la población a votar en masa, pero la minoría suní se opone a varios puntos del texto.

El próximo 15 de octubre se celebrará una consulta popular para que la gente exprese su opinión sobre la Constitución iraquí, aprobada tras semanas de debates y rechazada por varios grupos suníes.

El juicio contra Sadam (que podría ser condenado a muerte), comenzará apenas cuatro días después del referéndum sobre el nuevo proyecto de Constitución, que se celebrará el 15 de octubre.

También ésta es una fecha delicada en el precario proceso político iraquí, dado que los seguidores en la resistencia prometen "incendiar Irak" si el ex presidente iraquí es condenado a muerte.

El propio Bush, reconociendo por primera vez el poderío de la resistencia,  anunció un "aumento de la violencia" a medida que se acerque el referéndum, en el que se prevé un voto dividido entre chiíes y kurdos, que apoyan el texto, y los suníes, que lo rechazan al temer que éste pueda provocar la partición del país.

Los "terroristas" tienen la tradición de intensificar sus ataques antes de eventos claves en la historia del país", dijo Bush en la Casa Blanca.

"Ellos no pueden soportar las elecciones. Sólo la idea de ver gente votando es odiosa para ellos", señaló.

Las ideas del "triunfalismo"  y del "vamos ganando" de los halcones ya quedaron lejos.

Sólo queda resistir al tiempo de las rebeliones, cuidar con siete llaves el petróleo robado al pueblo iraquí, y esconder los cadáveres de los soldados invasores que, envueltos en la bandera norteamericana, le hacen  recordar a Bush que la aventura bélica en Irak ya tiene un final escrito.

En Irak, estadísticamente, según las cifras oficiales registradas por la prensa, murieron 1.935 soldados norteamericanos desde el principio de la ocupación, a un promedio de 64 por mes, y más de dos efectivos por día.

Es la hora del estertor para el invasor de turno en la Casa Blanca, a quien solo le queda esconder los muertos y mutilados estadounidenses para retardar un poco el espectáculo.

"Bush no nos deja ni ver los ataúdes. Se los trae por la noche y en secreto", señaló el sábado pasado uno de los asistentes a la marcha más multitudinaria que hayan realizado los que piden el retiro de las tropas de Irak.
 

 VOLVER A HOME

comentar esta nota

© Copyright 2003  iarnoticias.com | Derechos reservados | Director Rodrigo Guevara

 

Se autoriza el libre uso, impresión y distribución de toda la información editada, siempre y cuando no sea utilizada para fines comerciales y sea citada la fuente.

Resolución óptima: 800 x 600

contactos@iarnoticias.com